Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

jueves, 11 de febrero de 2016

EL MANTO TERRESTRE Y LAS ORQUÍDEAS DE CAMINREAL ... ¿TIENEN ALGO QUE VER? VENTE A CONOCERLO A PASEOS XILOCA

Lo global y lo local se dan la mano en el conocimiento humano.

Una columna ascendente de materiales del manto terrestre procedente del océano Atlántico cruzó bajo el Mediterráneo occidental dirigiéndose hacia Europa hace 23 millones de años. Fue la responsable de abrir una gran fractura en la corteza desde el Rhin hasta el actual golfo de Valencia. 

Y, de forma indirecta, el origen de algunas alargadas depresiones en la cordillera Ibérica, como la de Alfambra-Teruel-Mira. El empuje del penacho ascendente del manto creó un abombamiento de gran radio en  la corteza, adelgazándola, fracturándola y hundiéndola en la bóveda central pero elevando el sector occidental de la península Ibérica. Así se crearon los principales relieves del sur de Aragón: sierras de Gúdar, Javalambre y Albarracín). Como reajuste de los bloques se reactivaron depresiones entre los macizos y se formaron otras nuevas, como la de Calatayud-Teruel, nuestra fosa tectónica. 

Ese territorio donde vivimos unos cuantos resistentes.

San Ginés, en el margen occidental de la fosa.
Peña Palomera, en el margen oriental de la fosa.
Aquí arranca una larga historia que explica el origen de los manantiales de Fuentes Claras, Caminreal o Monreal del Campo. Zonas de descarga de los acuíferos que alimentaron los extensos y perdidos humedales del fondo del valle del Jiloca, de los que son los últimos testimonios. El origen del nacimiento natural del río Jiloca en los Ojos de Monreal del Campo.


Se explica cómo las fallas provocaron el hundimiento de bloques de materiales de diferente permeabilidad permitiendo el afloramiento de las aguas que subterráneas que circulan a través de calizas jurásicas y de gravas y conglomerados sin cementar cuaternarios.

O el origen de la tosca. Una roca sedimentaria formada por la precipitación del carbonato cálcico sobre la vegetación acuática de una zona húmeda del final del Pleistoceno que se extendería entre Caminreal y Calamocha. Un Lugar de Interés Geológico en Aragón.


Manantiales de los que surgen aguas de temperaturas regulares entre 14 y 20 ºC, algunas algo salobres, oxigenadas y de pH algo básico. 

Manantiales que generan microclimas singulares. Con sus nieblas de fondos de valle, sus escarchas invernales, sus elevadas humedades elevadas, sus heladas precoces y tardías.


Pequeños humedales rodeados de pastos hasta su transformación en tierras de cultivo (huertas) durante los siglos XIX y XX. Terrenos húmedos propensos al desarrollo del carrizal. Algunos abandonados y otros dedicados a cultivos de chopos híbridos.


 Calizas, margas y vegetación palustre crean ambientes turbosos. Unas singulares turberas calcáreas de masiega (Cladius mariscus). Un hábitat de Interés Comunitario propio de márgenes de agua de humedales litorales e interiores. Una de las escasas representaciones en la cordillera Ibérica. 


Ambientes donde prosperan tres especies de árboles. El sargatillo (Salix atrocinerea), una sarga arbórea propia de las riberas del Jiloca muy aprovechada como leña y por estabilizar cauces. El álamo (Populus canescens), de hoja redondeada y corteza blanca, que forma bosquetes que se extienden desde las raíces de otros ejemplares. El chopo negro (Populus nigra), manejado a veces en su forma de trasmocho (cabecero) para producir vigas tras desmoches periódicos.



Ambientes que son hábitat de la avifauna. En el invierno alberga escribano palustre, triguero, bisbita alpino, avefría, cerceta común, aguilucho pálido y milano real. En los pasos migratorios al pechiazul, archibebe común, buscarla pintoja y abejaruco. Zona de cría de ánade real, rascón, aguilucho lagunero, carricero común y lavandera boyera, entre otros muchos.



Ambientes donde antaño prosperaron poblaciones importantes de rata de agua, hoy casi desaparecidas por la irrupción del visión americano. Prados con abundancia de topillos y de paniquesas. Refugio invernal de jabalí. La nutria, casi desaparecida, se ha beneficiado de la expansión de un cangrejo llegado desde la otra orilla del Atlántico.


Ambientes, pues, en los que las plantas se organizan en anillos según la tolerancia a la sequedad y a la inundación. Acuáticas, carrizales y masegares inundados, juncales y herbazales. Una importante población de plantas propias de marjales litorales, como Linum maritimum. de la orquídea Anacamptis palustris 


Historias globales y locales donde vivir la fascinación por la Tierra y los seres vivos.

Historias como las que se irán desgranando en la primera actividad de Paseos Xiloca. Ya sabes, pasado mañana, el sábado 13-F, a las 9 h. en la plaza del Ayuntamiento de Fuentes Claras. Con tu bocata, tu chubasquero y tus propias historias.

Ya sabes, la inscripción llamando en el 978730645 o cumplimentando el formulario en la página del Centro de Estudios del Jiloca.

Nos vemos el sábado.

miércoles, 10 de febrero de 2016

ELIMINAR CAPITANAS, UNA LABOR AGRÍCOLA

En el pasado verano se hicieron frecuentes las tormentas. Locales, repartidas, intensas. Tormentas que cayeron también sobre rastrojos y sobre labores a punto de sementera.

Estas lluvias favorecieron la germinación, el crecimiento y el desarrollo de las capitanas (Salsola kali) en los secanos cerealistas del valle del Jiloca.


Muchas de los campos fueron laboreados al poco, tan pronto se secó la tierra aprovechando el escaso desarrollo de la planta y el tempero, tal como se comentó en esta bitácora. 

Pero otros no. Fueron dejados para laborearlos más adelante. Hoy cada agricultor labra mucha superficie y a veces no se llega a todo. O empiezan las fiestas del pueblo. O coge unos días de descanso. Y la tierra pierde su sazón para labrarla. 

Y las matas de capitana continúan creciendo. 

Antes no era un gran problema. Los rebaños de oveja de cada pueblo iban pasando de rastrojo a rastrojo y mantenían a raya a estas herbáceas sin dejarles alcanzar un gran volumen. Pero los rebaños son escasos hoy en día. Y no atienden a todo tampoco.


Los rastrojos hay que ir levantándolos. Unos durante el invierno, otros en primavera.

Este año es más complicado labrar los rastrojos pues están extensamente cubiertos por capitanas secas. No muy altas pero si muy abundantes. Un atardecer de Villarquemado ...


En algunos aperos instalados sobre el tractor las han ido agrupando en remos (como los de paja) o en montones ...




Y van siendo quemadas en pequeñas hogueras que se reparten por todo el valle en estos días ...


Entonces, con el campo limpio de estas matas corredoras, se pasa el arado para dejar preparada la tierra.


Este invierno, en el secano, el agricultor tiene más faena.

lunes, 8 de febrero de 2016

CONFUNDIDOS

Torrelacárcel. Paraje de El Charco (1.070 m.s.n.m.). Seis de febrero. Mañana soleada tras una helada ligera.

Viejos almendros dispersos dentro de un sembrado de cebada. Algo inusual. Los pocos almendros que hay por estos parajes están en los ribazos o están como único cultivo en pequeños campos.

Primer sol de la mañana. al fondo Santa Eulalia y párameras de Pozondón.

Un mes antes de lo que resulta habitual comienza la floración del almendro en el Alto Jiloca.

Almendros entre sembrado de cebada. Al fondo, el monte Carbonera (Gea de Albarracín)

Primero las variedades más tempraneras. Pero incluso las más tardías tienen ya las yemas gordas, a punto de abrirse.

Las heladas de febrero van a dañar a la flor. La cosecha de estos árboles en este año ya está recogida.

domingo, 7 de febrero de 2016

PIPIRIGALLO ... ¿DE ABRIL?

El pipirigallo o esparceta (Onobrychis viciifolia) es una planta herbácea de la familia de las Leguminosas (Fabaceae) cultivada tradicionalmente en el cuadrante nororiental de la península Ibérica (y otras zonas de Europa) por la calidad de su forraje, su rusticidad y por las propiedades mejorantes del suelo. 


Es una planta que vive varios años sobre una misma parcela. Tras la floración y formación de la semilla se siega para producir un heno muy nutritivo y saludable para el ganado. El resto de la planta es aprovechado en el campo por la oveja durante el otoño. Durante el invierno, mantiene una roseta de hojas rastreras que protegen a la yema central. Conforme el invierno va acabando, se forma un cogollo de hojas desde las que surgirán los tallos floríferos. Esto suele ocurrir entre finales de marzo y primeros de abril.

A primeros de enero nos dimos una vuelta por el valle del Pancrudo y encontramos un campo de pipirigallo. Entramos en él por ver si veíamos alguna bisbita pratense, como así fue, pues este cultivo ofrece unos condiciones favorables a este pequeño pájaro invernante. 

Nos llamó la atención el desarrollo de las plantas de pipirigallo. Lustrosos y emergentes cogollos crecían precozmente aprovechando un otoño suave en temperaturas y el tempero de la tierra. 


Esta planta da la impresión de responder más a la temperatura que al fotoperiodo. 

Esto fríos de febrero pararán el crecimiento. 

sábado, 6 de febrero de 2016

CONFERENCIA: LA FORMACIÓN DE LOS SUELOS EN EL ENTORNO DE LA LAGUNA DE GALLOCANTA

El próximo sábado 13 de febrero, a de 12 a 13 h y en Ayuntamiento de Bello, tendrá lugar la conferencia titulada "Los suelos y sus procesos formadores en el entorno de la laguna de Gallocanta" siendo ponentes Carmen Castañeda y Estela Luna Jordán (Estación Experimental de Aula Dei, EEAD, Zaragoza), F. Javier Gracia Prieto (Univ. Cádiz) y Rafael Rodríguez Ochoa (Univ. Lleida).

Este acto es una presentación del estudio financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y desarrollado en la Estación Experimental de Aula Dei, en Zaragoza, con la colaboración de la Universidad de Lleida y la Universidad de Cádiz.
Los suelos cubren todo, o casi todo el territorio. Dentro y fuera de la laguna, en la sierra y en prados y cultivos, los suelos tienen vida propia pues cambian, lenta pero continuamente, buscando un equilibrio con el aire, el agua y la vegetación. Llaman la atención en la zona los diferentes colores de los suelos. ¿Por qué hay suelos blancos, grises, ocres, rojizos y púrpuras? ¿Son profundos, compactos? ¿Hasta dónde penetran las raíces? ¿Qué composición tienen? ¿Son salinos en profundidad? ¿Qué efectos tiene la inundación intermitente?

En la Estación Experimental de Aula Dei, centro de investigación agraria del CSIC en Zaragoza, se estudian los suelos del entorno de la laguna para entender su formación, su capacidad de dar soporte a la vegetación y el funcionamiento del paisaje.

En esta charla se explicarán las prospecciones de suelos que hace el CSIC, los objetivos que se plantean y los principales resultados obtenidos hasta el momento en el marco de los proyectos de investigación para los que han conseguido financiación.

jueves, 4 de febrero de 2016

UN CIERVO VOLANTE EN NOVIEMBRE EN FUENTES CLARAS


El día 28 de noviembre, después de comer y junto a mi perro, me dispuse a salir a pasear por los alrededores de mi pueblo que es Fuentes Claras. Tras 15 minutos de paseo, y al haber llegado a El Cubo, llevo a mi perro al manantial para que bebiera agua. Justo cuando iba a adentrarme por el estrecho pasillo para que pudiese beber agua, me encontré un ciervo volante que estaba quieto. No se movía, parecía que estaba muerto. Cuando volví después de que mi perro bebiese agua, este invertebrado había avanzado unos pocos metros hacia el otro lado del camino.

En la asignatura de Biología y Geología de mi instituto estamos realizando unos trabajos en los que cada mes tenemos que entregar a nuestro profesor Rodrigo Pérez una ficha con el dibujo de un invertebrado que hayamos podido ver, su nombre, el lugar en el que lo vimos, la fecha y su comportamiento. Decidí tomar una fotografía para así poder dibujarlo mejor en casa.


Como se puede ver en la siguiente fotografía, el ejemplar de ciervo volante es un macho. No ha sido marcado, ya que en el instituto se está realizando un trabajo de observación de esta misma especie, en la que se toman datos de los ciervos volantes vistos durante su periodo de actividad y que en algunos de ellos se realiza una marca con un rotulador.

Cuando entregué la ficha de este invertebrado, mi profesor me dijo que la observación que había hecho era muy rara ya que es muy difícil ver un ciervo volante a finales de noviembre. El periodo de actividad en el valle del Jiloca comienza en mayo y termina en julio. Y me animó a escribir este artículo. 



Gracias a esto estoy compartiendo esta anécdota que me sucedió solamente por ir a pasear al perro.

En mi opinión, creo que pude visualizar a este invertebrado gracias a que la temperatura de este otoño e invierno ha sido más elevada de lo normal. Otra hipótesis también podría ser que su periodo de actividad se está retrasando debido a los cambios que se están produciendo en este momento en nuestro planeta.

Preguntamos a un especialista en esta especie de escarabajo y nos comentó que observar un ciervo volante casi en diciembre es algo raro pero que puede ocurrir pues en sus poblaciones siempre hay algún ejemplar que tiene comportamientos anormales.

Esta observación también es interesante pues casi no se tenían datos de la especie en Fuentes Claras. Se amplía el área de distribución en el Jiloca hacia el sur.

Miguel Bruna 3º E.S.O. (texto, dibujo y foto)

lunes, 1 de febrero de 2016

PASEOS XILOCA. VENTE AL MONTE CON EL CEJ

El Centro de Estudios del Jiloca (CEJ) es una asociación que desde hace 28 años viene desempeñando una ingente labor de investigación y difusión cultural en las tierras del Jiloca. Editando revistas (Xiloca, Cuadernos de Etnología ...) y otras publicaciones (monografías, literatura, patrimonio olvidado, catálogos, inventarios ...), impulsando la creación y el estudio (premios y becas) y colaborando con diversas asociaciones amigas e instituciones para sumar esfuerzos en pro de conocer mejor y conservar el patrimonio de este rincón de la cordillera Ibérica. Se ha creado una enciclopedia comarcal (Xilocapedia), colecciones de fotografía antigua (Fototeca), de cine (Filmoteca), y una colección de archivos musicales. Incluso un portal temático sobre el chopo cabecero y un blog de naturaleza (Natura Xilocae) que te acerca las iniciativas naturalistas y los rincones de estos campos y montes desde hace ocho años. 

Cientos de miles de horas de estudio y de trabajo se han plasmado en los muchos miles de páginas editadas en papel o en pantalla. Un trabajo ingente desarrollado por muchísimas personas y por numerosos colaboradores que cuenta con el apoyo de más de ochocientos socios, el soporte del Centro de Estudios del Jiloca, las raíces de este gran árbol.

Pero, desde hace unos años llevábamos pensando que había que ir más lejos ... y más cerca. Me explico. Las publicaciones son una buena parte de la razón del ser del CEJ,  es la vía principal para difundir del conocimiento ... pero no la única. Ni la más cercana.

Para ello surge Paseos Xiloca.


Es una propuesta para conocer sobre el terreno el patrimonio natural y cultural del valle del Jiloca y de las sierras de su entorno. Es una propuesta de ocio que con mucha ilusión ponemos en marcha para ofrecer lo que sabemos y para aprender de quién nos acompañe. Es una colección de rutas que se irá desgranando cada dos meses y que nos llevarán a rincones poco conocidos de estas tierras. El objetivo es interpretar el paisaje. Conocer el medio físico (la geología, el clima, el relieve ...), los ecosistemas y la huella del ser humano, el pasado y el actual. Ese paisaje que nos acompaña y que vamos modelando día a día. Conociendo y disfrutando a la vez.

En fines de semana organizaremos excursiones de media o de jornada completa. Abiertas a quien quiera acercarse. Gratuitas a los socios y familiares (os animamos a que os asociéis pues como decía Labordeta "Entre todos hay que levantar ...") o con una módica cuota de colaboración de 3 € para quienes no lo sean (menores de 10 años gratis). Con nuestros coches, comiendo en el campo, compartiendo nuestro tiempo y nuestras experiencias. Solo hay que inscribirse en el formulario que aparece en la www.xiloca.com o llamando al 978730645.

Este año visitaremos los Ojos del Jiloca, ascenderemos la Modorra de Cucalón, conoceremos el rebollar del Bea, recorreremos las estribaciones de la sierra de Lidón descendiendo el río Cosa o o caminando por los sabinares de Rubielos de la Cérida para rematar por Sierra Menera conociendo su rico patrimonio industrial y natural. 

Os ofrecemos todo un ramillete de propuestas para disfrutar en el campo y en el monte.

Os esperamos en Paseos Xiloca.

domingo, 31 de enero de 2016

18 FIESTA DE LAS GRULLAS. DÍA DE LA DESPEDIDA LAGUNA DE GALLOCANTA. 6 Y 7 DE FEBRERO DE 2016

Sábado, 6 de Febrero

7:30h.- Quedada para ver la salida de las grullas de dormidero - C.I. de la RND de la Laguna de Gallocanta (Carretera Tornos - Bello)

8:30h.- Cafecico para entrar en calor y compartir experiencias… en el bar de Berrueco

9:30h.- Paseo interpretativo. Salida desde el parking de la pasarela de Gallocanta. Destino: observatorio de los Aguanares. Durante el paseo podremos participar en el Taller de anillamiento científico y divulgativo, coordinado por el anillador y naturalista Demetrio Vidal Agustín

11:30h.- Taller de manualidades para chavales y familias: “Madera Grullera”. Lugar: Porches del Albergue Allucant, Gallocanta.

12:00h.- Inauguración de la Exposición de Fotografía de Naturaleza: “Fotografiando con Pepe Val”. Tras la inauguración se servirá un “Pica - pica grullero”. Lugar: Albergue Allucant, Gallocanta

16:00h.- Charla/Taller “Introducción a la fotografía de aves”, dirigido por Uge Fuertes, fotógrafo y naturalista. La parte teórica tendrá lugar en el cine HD de Tornos, la parte práctica la desarrollaremos en la salida de campo de las 18.15 h

17:00h.- Inauguración de la Exposición de pintura “Ambientes”, de Juan Antonio Torrijo. Lugar: salones del Hostal Las Grullas, Tornos

18:15h.- Quedada para ver la entrada de grullas a dormidero. Lugar: C.I. de la RND de la Laguna de Gallocanta (Carretera Tornos - Bello). Sesión práctica del taller de fotografía

19:45h.- Ceremonia de entrega del 13er Premio “Grullero Mayor “. Este año el premio recae en el Albergue Allucant, que en octubre de 2015 cumplió 20 años de andadura profesional y pajarera… todo un lujo!. Lugar: Centro de Conferencias y Congresos de Gallocanta

23:30h.- Música por las grullas, en el pabellón de Gallocanta. Música en directo con Pifias Mentales (Monreal del Campo) y Brotes Verdes (Güesca).



Domingo, 7 de Febrero

11:00h.- Pasacalles grullero con “Los Gaiteros del Jiloca”. Quedada en el Albergue Allucant, Gallocanta

11:30h.- Mercadillo de artesanía en la Plaza de Gallocanta, con Juegos Tradicionales Aragoneses, taller infantil de Maquillaje facial,… y muchas cosas más!!

14:30h.- Comida de morral en la plaza. La Asociación preparará una caldereta vegetal

jueves, 28 de enero de 2016

ELOGIO DE LA CAZA (FOTOGRÁFICA)

Desde sus laboriosos balbuceos en el primer tercio del siglo XIX (Niepce, Daguerre, Talbot ... todo está en la Wikipedia), la productividad de la técnica fotográfica ha ido creciendo aceleradamente, acorde con las mejoras tecnológicas,  hasta llegar a una especie de paroxismo o frenesí en los últimos años con el uso de las cámaras digitales. La irrupción del píxel nos  ha convertido a la mayoría de la gente en autores compulsivos de este arte de los impacientes. Otro asunto es la limitada vida de los soportes actuales en comparación con la de los analógicos.

Dentro del programa de las “I Jornadas Orquídeas de la Sierra de Albarracín”, tendrán lugar salidas al campo para identificar y fotografiar estas curiosas flores en mayo, junio y julio del 16, en diferentes términos municipales serranos. ¿Cómo resistirse a fotografiarlas, dadas sus especiales coloraciones y formas?

Si hacemos el salto de las orquídeas a los insectos, las posibilidades fotográficas que nos brindan son enormes, con la exhibición de sus bellas configuraciones, simetrías y tonalidades también, y mira que no hay variedad…


La fotografía ornitológica se ha convertido de facto en un género artístico con entidad propia. Dice Joaquín Araújo: “La contemplación del ave construye una escuela de tolerancia”. La captación y conservación de su imagen hacen perdurar y multiplicar esa contemplación. ¡Qué tentador el abejaruco, quizá el pájaro de colorido (rojo, amarillo, verde, azul, marrón y negro) más llamativo en Europa! Con una fotografía que refleja dos ejemplares de esta especie –uno con una nítida abeja en el pico-  ha ganado el  premio Wildlife Photographer of the Year 2015 Carlos Pérez Naval, de 10 años, natural de Calamocha.

En los atardeceres de finales de verano en Aliaga, a veces las cabras monteses posan vanidosas en las crestas invitando a ser retratadas, ávidas de reconocimiento y fama. Las pautas para proceder están claras: ropa de camuflaje, equipo fotográfico adecuado a las apetencias personales, silencio, discreción, encuadrar, enfocar… y disparar.


A parte de las especies de fauna y flora, las múltiples facetas del impresionante y variado paisaje de Teruel están a la expectativa de ser “cazadas” fotográficamente también; démosles y démosnos el gusto. Imitemos a aquellos privilegiados viajeros del siglo XVIII, que  se llevaban en sus dibujos retazos de los paisajes que recorrían, ahora con nuestros paisajes y con todas las facilidades. Por otra parte, quién sabe si el selfie turolense no se pone de moda turística la próxima temporada… Y si ante nosotros aparece algún estropicio, captémoslo también para que sirva de soporte de denuncia de lo que no debe ser…

Por supuesto,  que en torno a la fotografía de/sobre Teruel pueden girar el turismo rural, talleres, aprendizaje de la fotografía en las escuelas y los institutos, publicaciones gráficas, exposiciones, jornadas como la arriba citada, y certámenes generales o monográficos organizados por ayuntamientos y otras instituciones, como  el II Concurso de Fotografía sobre el Chopo Cabecero, celebrado en Aliaga el último otoño.

Gonzalo Tena Gómez* (texto y fotos)
*Colectivo Sollavientos 

martes, 26 de enero de 2016

EDUCACIÓN, TURISMO Y FACTOR HUMANO

Salvador Blasco es un profesor de Ciencias Naturales del Col.legi Abad Sola de Gandía (Valencia). Lo conocí hace unos años en un congreso de jóvenes investigadores celebrado en Mollina (Málaga). Tomando cervezas y comentando proyectos educativos que uno y otro llevábamos entre manos, le animé a visitar Gallocanta y el Jiloca.

Al cabo de unos meses me llamó comentando sus planes y programar actividades para una visita familiar. Un sábado de otoño se presentó con su esposa e hijas y recorrimos los campos de Gallocanta y Used, pues creo que la laguna estaba por entonces con un bajo nivel. Dio igual. Las grullas nos ofrecieron una tarde magnífica. Nos acompañaba Antonio Torrijo quién fue introduciéndoles en la biología de la grulla común, su migración, fenología, comportamiento ... disfrutando de la vivencia de la entrada al dormidero. Salvador, hombre eficaz, no perdió el tiempo y aprovechó para conocer Daroca y otros pueblos de la zona en ese fin de semana. Nos despedimos. 


Varios meses después me llamó comentándome un proyecto educativo. Quería visitar las comarcas del Jiloca y de Campo de Daroca con otros profesores y estudiantes de último ciclo de Primaria y primer ciclo de Secundaria. Sería una visita de tres días. Necesitaba incluir en el programa un recurso ganadero, tal vez una granja de cerdos o de ovejas para integrar contenidos de Ciencias Sociales.


Y lo puse en contacto con otro amigo, con Amado Lizama, con quien concretó la visita a su rebaño de ovejas.

En dos turnos, cerca de un centenar de alumnos recorrieron 300 kilómetros, desde la capital de La Safor hasta el Campo de Bello, para conocer nuestra tierra pernoctando para ello dos noches en el albergue de Gallocanta.

Tres días en los que los jóvenes escolares de Gandía estuvieron explorando un rincón de la cordillera Ibérica prácticamente desconocido en La Safor. En los que pudieron descubrir la ciudad de Daroca al tiempo que realizaban una gimkhana organizada por las guías turísticas (¡qué gran idea!).


O recorrer las torres, patios y murallas del castillo de Peracense, un mirador sobre el  valle del Jiloca, comprendiendo cómo se vivía en una fortaleza medieval y los conflictos bélicos  entre los reyes de Aragón y Castilla durante el siglo XIV.




O descubrir una enorme laguna de aguas saladas y nivel fluctuante, con toda su comunidad de organismos acuáticos y de ambientes litorales, colgada a mil metros de altitud en plena cordillera Ibérica. Y el aprovechamiento de los pastos por las ovejas y toda sabiduría para criarlas, con la pasión de un profesional como Amado que trasmite su amor por su trabajo y por su tierra.


O el espectáculo de la migración de las grullas, una vivencia directa e inolvidable para cualquier chaval.
Grullas en la orilla de la laguna. Foto: Mª Carmen Tornos
Una visita que preparan los profesores y los alumnos del colegio de Salvador antes del viaje. Una visita en la que tienen que deben mostrar una actitud activa, donde tomar sus notas y sus fotos y de la que van a ser evaluados. Una visita, en definitiva, en la que van construir aprendizaje. Mucho y bien asentado.

Tanto es así que, en los últimos años, esta excursión la han repetido en varias ocasiones. Es muy interesante leer las redacciones que elaboran los escolares una vez retornan a sus casas. Es evidente la implicación y el buen hacer de los profesores del citado colegio.


Pero también, el entusiasmo de las personas que aquí les muestran y explican los comentados recursos educativos. Como bien indica Juan Luis Arsuaga cuando explica el yacimiento de Atapuerca y el Museo de la Evolución Humana, lo más valioso y difícil de conseguir no es el recurso educativo, sino las personas que te atrapan con su explicación, que te sugieren ideas, que te hacen viajar la imaginación .... Ese es el reto.

Azafrán. Foto: Uge Fuertes
Pienso que es un ejemplo de las posibilidades educativas y turísticas que tienen las comarcas del Jiloca y del Campo de Daroca. Anento, Olalla, el valle del Pancrudo, el mudéjar, el azafrán, la cultura del vino o del jamón, los lugares de interés geológico, los chopos cabeceros, la guerra civil o la cultura celtíbera. El éxito depende de la capacidad de ofertar recursos variados, de integrar a entidades y, sobre todo, de transmitir pasión al comunicar.

Los mimbres están. Ahora hay que saberlos dar a conocer. ¡Y hacer un buen cesto!