Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

lunes, 30 de marzo de 2015

VI CURSO DE ORNITOLOGÍA PRÁCTICA DE LAS TIERRAS DEL JILOCA Y GALLOCANTA

Adri Jiloca Gallocanta oferta, en el marco de los cursos de la Universidad de Verano de Teruel, la sexta edición del curso“ORNITOLOGIA PRÁCTICA DE LAS TIERRAS DEL JILOCA Y GALLOCANTA” que se celebrará durante los días 30 de abril y 1, 2 y 3 de Mayo.

Este curso, desde sus inicios, ha pretendido acercar la riqueza ornitológica de la zona. En la edición pasada se pudieron ver 150 especies diferentes de aves, entre las que se encontraban: avutardas, sisones, alondras de Dupont, alimoche, halcón peregrino, flamencos e incluso dos aves poco habituales en el territorio como malvasía y buitre negro.

El Director del Curso es D. Javier Lucientes, Doctor en Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. Además colaborarán con profesorado el Departamento de Conservación del Medio Natural del Gobierno de Aragón,  la empresa Ebronatura y un técnico del Ayuntamiento de Bujaraloz, así como, varios ornitólogos y naturalistas vinculados al territorio del Jiloca-Gallocanta, cuya implicación es fundamental para  la realización del mismo.

Los objetivos de estas jornadas formativas son: profundizar en el conocimiento de la biología y la ecología de las aves, conocer la avifauna de los diferentes ambientes de la cuenca de Gallocanta y de las tierras del Jiloca en el marco de la Cordillera Ibérica y; promover la puesta en valor del territorio a través de la riqueza ornitológica.

El curso se estructura, por un lado, en una  formación teórica y,  por otro, en una formación práctica consistente en distintas salidas de campo para observar las aves de roquedo, humedales, bosques de ribera y altas estepas ibéricas.

DVD002_032

Alcotán. Foto: Rodrigo Pérez

Esta formación práctica es la parte más importante del curso y se completa con acciones de anillamiento para que los alumnos puedan conocer este método científico y su importancia en el estudio de poblaciones, así como facilitar la identificación de las distintas especies.

La Universidad de Verano certificará el curso con 4 créditos de libre elección y de formación del profesorado. La matricula será de 100€.

Más información en 690181777

sábado, 28 de marzo de 2015

ESPERANDO A LA PRIMAVERA

Marzo nos regaló unos días de sol y de calor. Incluso en estas tierras altas comenzaron a asomar las mangas cortas entre nuestros inquietos chavales, los mejores sensores térmicos …

Pero volvieron los fríos y las precipitaciones. Y los días grises. Las abejas que ya pecoreaban, las blanquitas de la col que revoloteaban los huertos e incluso alguna golondrina aventurera con prisa en tomar su territorio … dejaron de verse.

Teníamos ganas de sentir el pulso de la primavera. De volver a disfrutar de los vivos colores de las múltiples formas de vida. Nuestros alumnos se sorprenden que los almendros que encuentran en sus viajes deportivos o artísticos por Alcañiz o Huesca/Uesca ya están en flor, al tiempo que los nuestros siguen apretando las yemas.

Mientras llega, saboreamos la belleza de las acuarelas de Dominique Mansion que guardamos en forma de postales y que nos hablan de los días que están por llegar.

Días de flores y de frutos …

DSC_4641

Días de insectos y de otras maravillas …

DSC_4642

Estos fríos y estas lluvias nos traerán la primavera que esperamos.

Mientras tanto … el arte nos la adelanta.

miércoles, 25 de marzo de 2015

LOS ARROYOS RECUPERAN LA LAGUNA DE GALLOCANTA

Hace unas semanas veíamos las impresionantes imágenes del Ebro desbordado. Esto es cosa del Pirineo, que es otra región climatológica, con sus nevadas y la influencia atlántica, nos decimos.

El Ebro, entre Pradilla y Boquiñeni en las inundaciones de febrero. Fuente: Heraldo de Aragón

Algo después, a través de las redes sociales y los medios empezaron a llegar fotografías de crecidas en las ramblas, arroyos y ríos que nacen en el Maestrazgo o el los Puertos de Beceite. El Bergantes, el Guadalope, el Guadalopillo. El temporal en el Mediterráneo estaba descargando importantes lluvias en las sierras orientales del sur de Aragón. Lluvias de final de invierno sobre unos montes que habían recogido precipitaciones muy importantes durante el mes de noviembre, tres veces superiores a los promedios propios de este mes.

Río Guadalope, en Alcañiz. Fuente Heraldo de Aragón

Siguió el temporal. Cinco días seguidos en el valle del Ebro. Algo insólito. Sin ser precipitaciones torrenciales, estas lluvias generalizadas y prolongadas afectaron a todos los sistemas montañosos. Las cabeceras del Martín, del Aguasvivas y del Huerva recogieron volúmenes importantes sobre unos sustratos que ya empezaban a estar saturados tras unas generosas precipitaciones otoñales (también noviembre), entre el 150 y el 250% de la media.

Y también llegó a estas sierras que conforman la cuenca endorreica de Gallocanta.

En las localidades ribereñas de la laguna la semana pasada se recogieron sobre los 80 L/m2 de lluvia serena. En las sierras habrá sido más del centenar. Las lluvias de noviembre recargaron los acuíferos tras un verano bastante seco. Diciembre, enero y febrero se ajustaron a los valores medios y mantuvieron el tempero en los campos. Un marzo generoso en lluvias permitió saturar, al menos temporalmente los acuíferos superficiales. Conclusión. Los barrancos y ramblas que llevaban secos meses y meses, comenzaron a correr.

Tanto los de corto recorrido, como los que bajan de las sierras de Valdelacasa en Berrueco y Gallocanta …

Como los que nacen en la otra vertiente de esta sierra y que tienen una mayor cuenca de recepción, como el Royo de Santed …

o la Acequia Madre de Tornos …

La acequia de la Cañada no aporta prácticamente caudal pues las aguas que se recogen en la sierra de Santa Cruz se derivan hacia laguna de La Zaida que este año no se cultiva.

Esta depresión que ya estaba labrada a final de otoño ya está parcialmente encharcada …

Incluso la rambla de los Pozuelos, la que recoge las aguas de la sierra de Caldereros y que debe atravesar los sustratos calcáreos de Odón y Bello (por donde se infiltra hacia el acuífero), la última rambla en “mover”, llevaba un buen caudal el sábado

y el domingo …

IMG-20150324-WA0010

Unos y otros han estado llevando agua hacia la laguna de Gallocanta …

que de encontrarse con unos niveles muy bajos, prácticamente un barrizal en las zonas más someras, ha comenzando a coger nivel y superficie …

asegurando la cosecha, reactivando las formas de resistencia de las algas y los invertebrados acuáticos y ofreciendo condiciones para la reproducción de las aves acuáticas estivales que están a punto de llegar desde sus cuarteles de invernada africanos.

Modestamente, estas sierras de escaso relieve y que están inmersas en el reino de la continentalidad ibérica, también han “ordeñado” a las masas de aire cargadas de humedad a su paso por este rincón de la cordillera Ibérica

Fotos: Mª Carmen Tornos y Patro García.

martes, 24 de marzo de 2015

POR LA VÍA VERDE DEL JILOCA

Una nueva asociación promueve el uso recreativo de la antigua vía del ferrocarril Caminreal-Calatayud. El próximo sábado 28 de marzo será su presentación, como no podía ser de otra manera, realizando una andada senderista desde Calamocha a Burbáguena para reivindicar su apertura.

cartel vía verde_editado-4

Una estupenda jornada de celebrar la llegada de la primavera, disfrutar de la buenas tertulias que surgen en estas marchas y rematar con una estupenda caldereta en compañía.

El recorrido en paralelo al río Jiloca permite disfrutar del paisaje de la huerta de Calamocha, de los prados húmedos de El Salobral, de la proximidad de los secanos y de los pastizales sobre las pizarras paleozoicas, de los puentes romano y ferroviario de Luco, de la ermita de la Virgen del Rosario y de las preciosas vegas de Luco y de Burbáguena.

37-Valle-del-Rio-Jiloca

También podrán verse los cambios sufridos por el paisaje agrícola y en el propio cauce del río. Para ello, exponemos una fotografía antigua que muestra esta ribera hace unos sesenta años.

CII-37-0013

Pasear, conversar, observar, aprender, compartir … todo a la vez.

¡Anímate!

domingo, 22 de marzo de 2015

¿DÓNDE ESTÁ LA SIERRA DEL POYO?

Días de lluvias y de cielos nublados. Las nubes han barrido las montañas.

DSC_6336

Sabíamos que la lluvia y la circulación del agua son poderosos agentes erosivos. ¿Pero tanto?

sábado, 21 de marzo de 2015

UN PASEO POR LA MUELA DE SAN JUAN

Nos gusta el esquí de fondo. Solo para pasear por el bosque nevado, sin hacer alardes de esfuerzo ni medir tiempos. Es una forma amable de disfrutar las montañas en el invierno. Un paseo por la montaña mediterránea.

Así, cada invierno, si el tiempo acompaña y deja alguna nevada consistente en los Montes Universales, nos acercamos a la Muela de San Juan. Está cerca de casa. Es un tranquilo paraje. Y sueles encontrarte con amigos, con muchos amigos.

Una mañana de sábado de mediados de febrero  nos acercamos a Griegos. Era un día frío y de cielo gris. Un par de semanas antes había caído una serie de nevadas. Y la pista estaba prácticamente cubierta, sin claros …

Y nos dejamos llevar  …

DSC_6277

Pese al deshielo y el viento aún se conservaba algo de nieve sobre las ramas de los pinos royos.

En algunos árboles las ramillas de diferentes ramas llegan a entrecruzarse y forman trampas para las pequeños palos que caen desde la copa. Se forman así unas plataformas sobre las que quedan retenidas numerosas acículas formando así una especie de nidos. Son capaces de atrapar nieve y esto crea tensión en las ramas. Por ello las ramas de muchos viejos pinos royos acaban dirigiéndose hacia el suelo.

DSC_6270

La nieve acumulada sobre las copas puede comenzar a fundirse en las horas centrales del día. A veces el goteo se concentra en ciertas ramas y se forman chupones, cortos y finos, pues no es mucha la nieve almacenada. Estos chupones, pueden perder la verticalidad si el viento es prolongado, intenso y de dirección constante, como en la cima de la Muela de San Juan.

DSC_6274

Son unas singulares estalactitas. Algo efímeras.

El muérdago (Viscum album), almuérdago como llaman en la sierra, mostraba sus frutos en plena madurez en lo más crudo del invierno…

DSC_6272

siendo el alimento de los zorzales durante estas fechas a juzgar por la abundancia de excrementos caídos sobre la nieve…

DSC_6284

Mala suerte para esas semillas al no caer sobre otra rama en la que insertarse..

En la cresta de la muela, donde el viento es más intenso, las acículas de pino retienen los cristales de nieve creando unas heladas fundas blancas a lo largo de cada hoja.

DSC_6265

En las ramillas de la arlera (Berberis hispanica) llegaban a formarse pequeñas láminas, también a sotavento …

Dsc_6268

a partir del viento que asciende desde el valle hacia la Muela.

Abajo, el pequeño pueblo con su caserío recogido, lucía –aún en un día de apagada luz- sus rojos tejados sobre el blanco de los prados nevados y el oscuro del pinar.

DSC_6269

Seguimos el itinerario. Esta vez el largo, de unos diez kilómetros. Un silencio solo roto por las risas y bromas de Chabi y una animada –e inesperada- tertulia en pleno bosque. Un silencio que alimenta.

DSC_6283

¡Cuántos rincones preciosos encierran estas solitarias sierras!

jueves, 19 de marzo de 2015

HISTORIAS DE CORMORANES

EL CORMORÁN DESCARADO

Hace cosa de un mes estaba finalizando una ruta por la ribera del Jiloca desde Burbáguena a la Virgen del Rosario, cuando un cormorán (Phalacrocorax carbo) me dejó boquiabierta.

Mis perras son mis fieles compañeras. Cuando salgo al campo sin ellas siento que me falta algo, pero contradictoriamente cuando estoy en el campo y veo algo interesante, que requiere silencio o movimientos lentos y discretos, suelo pensar….,¡para que las habré traído¡. ¡El próximo día las dejo en casa!

Os cuento esto porque en una de mis últimas visitas por la zona de la desembocadura del Pancrudo en el Jiloca (La zona próxima a la ermita de la Virgen del Rosario, en Luco) cuando paseaba con la cámara colgada en el cuello, de repente, vi un cormorán posado en el camino a pocos metros de mi. Pensé: “por favor, que no vengan las perras, lo espanten y me fastidien la foto”. Antes de que me diese tiempo a preparar la cámara mis perras ya me estaban adelantando. Estaba nerviosa, el tiempo era oro, en pocos segundos quería hacer fotos, que las perras se congelasen en su sitio y que el cormorán no emprendiera vuelo.

image

Las perras sordas ante mis susurros de que viniesen, cada vez estaban más cerca del cormorán y este ni se inmutaba, cuando digo cerca es que calculo que llegarían acercase hasta menos de medio metro cuando al cormorán no le quedo otra alternativa que levantar vuelo.

Sabía que los cormoranes eran algo descarados, ¿pero tanto...?

EL CORMORÁN Y LA GARZA

Oír su fuerte graznido, mirar al cielo, buscar a un lado y al otro hasta que en algún sitio localizas ese ave zancuda con un gran buche en vuelo y su largo penacho. Esa querida garza (Ardea cinerea) que llevas viendo día tras día desde primeros de diciembre, posada en los lavaderos de lanas, en las piedras de la presa o en las copas de los árboles del río Jiloca junto al puente romano de Calamocha.

image

El 23 de diciembre a las 9:00 de la mañana cuando salgo con las perras, dos cormoranes me asustan, salen “de la nada” aleteando fuertemente en el agua. La llegada de estos cormoranes me da que pensar, ¿harán que la garza tenga que irse a otro sitio?.

En los últimos años, todos los comentarios que oigo sobre el cormorán no son en su favor, así que casi seguro influenciada por ellos para mi tampoco es un ave muy en estima.

Cuando saldo a pasear, un día, otro día, y otro…no veo a la garza. No se si no coincido o es que se ha ido a otro sitio. Pregunto a mi padre y a mi hermana que si la han visto, la respuesta es común, no, hace mucho que no la ven.

El 24 de enero, después de un mes sin verla y cuando ya había asumido que los cormoranes la habían desplazado a otro lugar, ahí estaba ella emprendiendo vuelo cuando nos vio aparecer por el paseo del río.

image

El 9 de febrero al medio día, a mi paso por la orilla un cormorán escandaloso levanta vuelo desde el agua. Con el ruido, la garza que estaba camuflada en la orilla a tan sólo un par de metros del cormorán también levantaba vuelo. Es curioso que estuviesen uno tan cerca del otro pero más curioso es que un poco más adelante hubiese dos cormoranes más. ¿Será que garzas y cormoranes no son tanta competencia? y son competencia ¿cuántos cormoranes más tiene que haber hasta que la garza tenga que marchar?...

La última vez que fui al pantano de Lechago conté 17 cormoranes (23 enero) y el mismo día en una chopera de El Poyo del Cid conté 22 y al lado del puente romano de Calamocha hay por lo menos 3 a todas horas. Los estudios dicen que es un ave en expansión, desde luego en el Jiloca se puede corroborar.

¡¡CURIOSIDADES¡¡

Pueden bucear bajo el agua más de un minuto

Carmen Alijarde

domingo, 15 de marzo de 2015

CIERVO VOLANTE EN CALAMOCHA. TEMPORADA 2014

Desde 2010 estudiantes del IES Valle del Jiloca realizan un seguimiento de la población de ciervo volante en la ribera del Jiloca de Calamocha.

ciervocorteza3

En dos parajes, la fuente del Bosque y el parque de la Huerta Grande, se hace un transecto durante el crepúsculo de una longitud de cien metros, recorrido en diez minutos y con periodicidad semanal registrando los ejemplares en vuelo siguiendo el método de Pollard.

CAM00779

Ciervo volante a contraluz en Luco de Jiloca. Foto: Laura Martín

En mayo 2014 comenzamos una nueva temporada en la que el equipo formado por Alicia Benhamou, Elena Agustín, Sara Marzo, Álvaro Franco y Miguel Cebrián asumía con madurez y una experiencia de dos años el trabajo de campo generando interesante reflexiones y observaciones. Al tiempo, se incorporaban nuevos estudiantes de primer curso de Secundaria.

Abril vino inusualmente cálido. La temperatura media de este mes en Calamocha (Estación meteorológica de Puente Romano) fue de 13,1 ºC. Este valor está por encima 2,9 ºC sobre la media de abril del periodo 1993-2015.

Mayo, en cambio, siguió el patrón. La temperatura media fue de 13,8 ºC, algo por debajo de la media (14,2 ºC).

Estos fueron los resultados obtenidos:

image

Los primeros ciervos volantes fueron observados en la última semana de mayo. El máximo se obtuvo en la primera semana de junio, notablemente más pronto que otras temporadas. Tal vez el benigno tiempo de abril adelantara la actividad de los adultos y su salida de las cámaras pupales. La presencia de adultos reproductores se extiende hasta primeros de julio.

El número total de ejemplares registrados (33) durante los transectos ha sido inferior al habitual aunque ha superado al de la catastrófica  temporada anterior (11). Y, de nuevo, la estación de Fuente del Bosque ha aportado más ejemplares (21) que la del parque de la Huerta Grande (12).

Fb 13a

Se han recolectado nueve ejemplares, cinco machos y cuatro hembras. Dos se encontraron muertos y siete vivos. De estos, fueron marcados cinco y no hubo ninguna recuperación.

Este mes de mayo comenzaremos la sexta temporada. Si alguien quiere sumarse al equipo …

viernes, 13 de marzo de 2015

RECONOCIMIENTO A CARLOS PÉREZ NAVAL EN CAPTUR

Dentro de la edición de CAPTUR 2015, el sábado 14 de marzo está programado a las 16:30 horas un acto de reconocimiento a Carlos Pérez Naval, ganador de la 50 edición del Wildlife Photographer of the Year en la categoría de menores de 10 años y ganador absoluto en categoría juvenil. Durante este acto se llevará a cabo la presentación de una exposición de ocho imágenes tomadas por Carlos, entre las cuales se encuentra el "Escorpión al sol" que le valió el reconocimiento en Londres.

Otras dos de las fotografías que se expondrán en la Galería de Arte del Recinto Ferial son una pareja de ranitas de San Antonio …

_CPN0356

y la cabra montés en las cárcavas del puerto de Mínguez, entre los valles del Pancrudo y del Martín

_CPC1092

Un merecido reconocimiento a nuestro joven fotógrafo.

miércoles, 11 de marzo de 2015

VOLANDO AL NORTE

El pasado domingo día 22, fue uno de esos días que tantas veces nombro, un día de documental en la laguna de Gallocanta. Desde las cuatro de la tarde hasta pasadas las diez de la noche continuamente llegaban bandos y bandos de grullas desde el sur para descansar y hacer parada en la laguna. La migración de febrero es muy rápida y era previsible que muchas de esas grullas se fueran al día siguiente dirección norte.

luna

La mañana del lunes 23 se levantaba soleada en el Jiloca, así que en muy buena compañía nos dirigimos en busca de uno de los mejores momentos en la laguna de Gallocanta: la migración de las grullas.

A las  once de la mañana subimos al Castillo de Berrueco y al igual que el artículo (http://tiempocalamocha.blogspot.com.es/2014/03/un-espectaculo-de-la-naturaleza-que-uno.html) , os diré que no hay palabras para expresar este espectáculo natural. Hoy quiero ser breve y trasmitíroslo a través de los vídeos y las fotografías.

Desde el alto del castillo, trompeteos, trompeteos y más trompetos de miles y miles de grullas ciclando en busca de las corrientes térmicas de aire caliente que las empujen.

Castillo Berrueco

Una de las muchas corrientes térmicas de miles de grullas ciclando encima de nosotras.

cielo ciclando

Durante dos horas miles de grullas trataban de buscar corrientes de aire caliente.

ciclar la laguna

Por encima de Berrueco se alejaban poco a poco.

ciclarlaguna

Cuando las grullas encontraban la corriente y cogían la suficiente altura, se formaban en V dirección Norte.

cielo vuelo

Preciosos tornados de grullas.

La tranquilidad duró poco tiempo, no llegó a unas horas. Cuando miles y miles de grullas abandonaban la laguna dirección norte, otras miles y miles llegaban desde el sur.

Abandonábamos el alto del castillo y nos dirigíamos al observatorio de los Aguanares donde pudimos observar tres cigüeñas entre los bandos de grullas.

Por la tarde podíamos ver en los alrededores de la laguna la de miles y miles de grullas que habían venido desde Extremadura. Al día siguiente, martes 24, se censaron unas 84.000 grullas.

Durante la tarde estuvimos disfrutando del paisaje y de los trompeteos y bandos incesantes.

El miércoles, jueves y viernes no hizo muy buen tiempo y al igual que un aeropuerto la laguna comenzó a retrasar los vuelos de grullas dirección norte, llegando a concentrarse más de 100.000 que esperaban impacientes que saliese el sol para marchar.

vista+laguna.jpg (1600×1062)

Este fin de de semana, 28 de febrero y 1 de marzo, han sido muchos los afortunados que han podido ver una increíble migración de grullas. Concretamente el sábado fue uno de los mejores días que personalmente he vivido en la laguna, uno de esos días que no puedes parar de mirar al cielo y que te gustaría trasladar a ese momento y a ese lugar a todas las personas que quieres, porque sientes que es algo indescriptible, que deja perplejo a cualquiera y que no se lo pueden perder.

La tranquilidad duró poco tiempo, no llegó a unas horas. Cuando miles y miles de grullas abandonaban la laguna dirección norte, otras miles y miles llegaban desde el sur.

Abandonábamos el alto del castillo y nos dirigíamos al observatorio de los Aguanares donde pudimos observar tres cigüeñas entre los bandos de grullas.

Por la tarde podíamos ver en los alrededores de la laguna la de miles y miles de grullas que habían venido desde Extremadura. Al día siguiente, martes 24, se censaron unas 84.000 grullas.

Durante la tarde estuvimos disfrutando del paisaje y de los trompeteos y bandos incesantes.

El miércoles, jueves y viernes no hizo muy buen tiempo y al igual que un aeropuerto la laguna comenzó a retrasar los vuelos de grullas dirección norte, llegando a acumular más de cien mil que esperaban impacientes que saliese el sol para marchar.

Este fin de de semana, 28 de febrero y 1 de marzo, han sido muchos los afortunados que han podido ver una increíble migración de grullas. Concretamente el sábado fue uno de los mejores días que personalmente he vivido en la laguna, uno de esos días que no puedes parar de mirar al cielo y que te gustaría trasladar a ese momento y a ese lugar a todas las personas que quieres, porque sientes que es algo indescriptible, que deja perplejo a cualquiera y que no se lo pueden perder.

En apenas quince días todas las grullas habrán abandonado la península, su marcha anuncia la primavera y el buen tiempo.

En apenas quince días todas las grullas habrán abandonado la península, su marcha anuncia la primavera y el buen tiempo.


Carmen Alijarde