Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

viernes, 14 de noviembre de 2014

FALSA ORUGA DEL ROSAL

La vida en una terraza de la ciudad no debe ser fácil. Hace dos años compramos un rosal y lo tenemos en un rincón, no medra mucho porque especialmente en verano las condiciones de insolación y calentamiento son muy duras.

936066_10204433384302969_2023021751356692571_n

Rosales enanos la pasada primavera

Constantemente hay problemas fitosanitarios, hongos e insectos, especialmente los primeros. A veces lo trato, cuando veo que está muy perjudicado, pero generalmente el hongo hace que caigan las hojas con lo cual poco a poco desaparece la plaga y con un buen riego y algo de fertilizante vuelven a crecer con vigor nuevos tallos, ramillas y hojas sanas.

Hace unos días me di cuenta que apenas tenía hojas. Al acercarme vi que había varias orugas de pequeño tamaño, unas incluso más grandes que otras, pero todas de la misma especie. Estaban devorando las hojas dejando únicamente los nervios centrales.

Aproveché para hacer unas fotos con el trípode y desempolvar el macro:

IMG_6554

IMG_6552

Al tratarse de una oruga que se alimentaba de las hojas del rosal fue precisamente lo que puse en el buscador. Y en menos de un segundo ahí tenía la respuesta: la falsa oruga del rosal.

Se trata de una especie muy especifica, se alimenta solamente del rosal. A priori pensaríamos que se trata de una oruga de alguna mariposa o de algún escarabajo… pero no. Se trata de un himenóptero (Arge rosae), de la familia de los avispas, muy poco llamativo:

arge-rosae-886-59-en

Foto sacada de: http://www.agrologica.es/

Tienen dos generaciones anuales. Los primeros adultos aparecen en primavera y tras aparearse, la hembra realiza la puesta en forma de filas de unos 20 y colocados dentro del tallo mediante una incisión. Posteriormente el tallo se seca. La puesta podía observarse también perfectamente en esta ramilla, había otra más en otra zona del rosal.

IMG_6553

Las larvas se alimentan de las hojas hasta que completan su desarrollo (yo desde luego este verano no las vi). Es entonces cuando se dejan caer al suelo para pupar. En teoría, a mediados del verano aparecen los adultos cuya descendencia dará lugar a una segunda generación, cuyas larvas se alimentarán hasta que, con los primeros fríos otoñales, se dirigen al suelo para hibernar. En la primavera siguiente puparán y aparecerán los adultos, completándose de esta manera el ciclo biológico.

Como este verano no las he visto y el otoño se ha alargado tanto sospecho que se trata de una primera generación con adultos que han venido de algún otro lugar.

El estado del rosal era muy malo y aunque me gusta la biodiversidad de la terraza (las salamanquesas campan a sus anchas con abundante alimento relacionado con los insectos que merodean el huerto urbano) me vi obligado a quitar todas las orugas manualmente pues me lo estaban dejando pelado.

Más adelante lo podaré y sanearé sus ramas más perjudicadas. Confiemos que vuelva a tallar con fuerza y a dar sus preciosas rosas.

3 comentarios:

JESUS dijo...

No cale pegarle más vueltas, las plantas ornamentales de hoy en día, son como todo, de usar y tirar. Como los mismos aparatos eléctricos, que ya no se reparan. No hay manera, ni aun teniendo a mano, como es mi caso, todo el vademecun fitosanitario, igual te da leche que caldo teta, fumigar y abonar que es como el tío si no.

Año tras año soy la vergüenza de la comunidad, entre los cuatro gatos que cultivamos plantas infumables, las cuido como el que más para ver cómo llega la primavera y los demás, acuden a los chinos a por flores, y no tardo en tener el balcón decente unos meses.

A la vuelta de San Roque deje pardina las macetas a la espera de febrero, en cuanto te descuidas se te llena a escape de toda clase de gusanos, el rosal para variar se secó y aun no sé el por qué, los geraneros patas arriba, de las clavelinas ni hablamos, no hay manera, solo el geraneo limonero resiste, y la planta del dinero, cuyo uso esta por ver…
Supongo que en febrero volveré a caer en la tentación, rosal incluido, los hay que no escarmentamos, las parras tampoco me funcionaron, menos las zarzas moreras, ni siquiera la criaratas, la yedra esa de la casa que hay detrás de la Casa de Ejercicios, logro sobrevivir,.. esto es un sin vivir. Ni aun ajos se crian… En fin, que ni aun teniendo al canario y el pajarel cantando, se encuentran a gusto las plantas ornamentales de hoy, y cuanto mas vicio les damos, peor.

Recuerdos

Como la tierra del Ajutar no hay nada. Si el tiempo acompañara…

Chabier dijo...

¡Qué razón tienes, Jesús! Obsolescencia programada hasta en las plantas ornamentales ...

Anónimo dijo...

Pues al final ha resistido y todo, y bien majo que está! una poda y un poco de abono y marchando!