Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

viernes, 17 de agosto de 2018

BUSCANDO a ARICIA... MORRONENSIS. Un día de campo con los amig@s

Salir al campo con los amigos siempre es motivo de alegría y emoción, por el hecho de salir en cuadrilla y compartir la jornada y porque, pese a las muchas ideas que te haces sobre donde vas y lo que vas a hacer, siempre hay sorpresas. 


Nuestra salida de campo la programamos con la idea de visitar una zona que ya conocíamos, porque está cerca de nuestros pueblos y porque es un lugar precioso, y también porque la habíamos visitado en otras ocasiones para colaborar en la localización y seguimiento anual de una planta: el geranio Erodium glandulosum
El geranio Erodium glandulosum. Las Parras de Martín (Foto: PEH)
El seguimiento de esta planta (a través del programa de ciencia ciudadana LIFE RESECOM del IPE-CSIC), lo lleva José Antonio Sánchez, y en esta ocasión el motivo de la visita venía dado por la búsqueda de una especie de mariposa (de la que luego hablaremos), que es la Aricia morronensis (asociada a la planta citada). 
Realizando el seguimiento anual del E. glandulosum. 17/06/2017 (Foto: PEH)
Para esta labor contábamos con la presencia inestimable de nuestro amigo Deme Vidal, biólogo, naturalista, anillador,… bueno sería complicado citar todas sus “facetas”, una de ellas precisamente la de “experto conocedor” de mariposas. Y tanto que lo es!! …explicaciones magistrales sobre las mariposas, su comportamiento, biología, … bien atentos que estuvimos (pese a que en ocasiones se nos escapaba algo del vocabulario).
Deme explicando las características de nuestro objetivo del día, la mariposa (Foto: PEH)
Pero no todo son plantas y mariposas, la jornada, en la que nos juntamos siete adultos y tres pequeñajos, nos deparó numerosas sorpresas, desde el pequeño Museo Paleontológico de la pequeña localidad de Cuevas de Portalrubio, la contemplación de una pareja de alimoches en su nido en los cortados del Chorredero, el refrescante baño en el Río de Las Parras (más bien remojada de pies… qué fría!), el sonido de los abejarucos sobrevolando al atardecer mientras las cabras miraban expectantes,… o el curioso movimiento en su tela de la Argiope bruennichi (araña tigre), que dejó prendado a los curiosos ojillos del pequeño Mateo.  
Fotografiando la araña tigre (Foto: AAM)
Pero vamos a hablar un poco de nuestra protagonista del día, que, por cierto,… no se dignó a aparecer. Aunque nos quedamos un poco “chafaos”, pues nos hubiera encantado localizarla, también son cosas que suelen ocurrir y también es un dato (que habrá que volver a comprobar) el hecho de que no estuviera presente.

 
Aricia morronensis (Foto: fotonatura.com)

Hay que decir que la provincia de Teruel, por su diversidad de ambientes, es una de las comunidades europeas más ricas bajo el punto de vista lepidopterológico (“mariposil”). Se han documentado más de 1.200 especies de mariposas (podrían ser hasta 2.000 si incluyéramos las polillas). Una de ellas es precisamente Aricia morronensis.

La ciencia ciudadana, a través de numerosos proyectos, está ayudando a conocer y conservar la biodiversidad de numerosos espacios peninsulares, entre ellos el Sistema Ibérico. Hay programas de seguimiento de plantas, a través del LIFE RESECOM coordinado por el IPE-CSIC, como el del Erodium glandulosum (planta nutricia de nuestra protagonista) en Las Parras de Martín, por ejemplo, y también de mariposas, a través del Butterfly Monitoring Scheme (BMS), en la zona de Castelfrío (Sierra del Pobo), por citar algún ejemplo de los muchos que podríamos poner.




Aricia morronensis (Ribbe, 1910), es una pequeña mariposa de la familia de las Lycaenidae, conocida también como “Morena española”. Se trata de un endemismo ibérico, cuyas poblaciones y distribución se van conociendo cada vez más, con los nuevos hallazgos y descubrimientos.

Mariposa muy variable, con una envergadura alar de 22 - 26 mm. El macho tiene el anverso de color marrón oscuro, con un punto discoidal negro, generalmente rodeado de blanco, en el ala anterior y dos pequeñas manchas anaranjadas en el ala posterior. Las fimbrias son ligeramente ajedrezadas. El reverso es de color de fondo marrón claro con puntos negros rodeados de blanco, con el margen anaranjado y con una cuña blanca característica en la zona postdiscal. La hembra tiene lúnulas anaranjadas más marcadas en el anverso del ala posterior, y en ocasiones también en el ala anterior. 
Aricia morronensis. Características. (Foto: Diputación de Málaga)

Vive en laderas pedregosas, desfiladeros y praderas, siempre en zonas calizas, desde 1100 hasta más de 2000 metros.

Vuela desde junio a septiembre, en una generación al año. Dado el tipo de hábitat que frecuenta, de escasa presión humana, no es probable que esta especie se encuentre en peligro, y las posibles incidencias se centrarían en la sobreexplotación ganadera, el coleccionismo, el cambio climático y los incendios. Los imagos visitan, en compañía de otros licénidos, gran variedad de flores, entre ellas las de cardos y Astaráceas. Su vuelo suele ser cercano al suelo. El comportamiento sexual de los machos es de tipo patrullador. La puesta de huevos tiene lugar de uno en uno, normalmente en el haz de las hojas, pero también en el envés o en las flores. Las orugas son generalmente verdosas con líneas longitudinales claras y oscuras. Se asocian con hormigas de los géneros Lasius, Tapinoma y Crematogaster y pueden practicar el canibalismo. Como plantas nutricias se han citado varias especies del género Erodium (Geraniáceas), como Erodium glandulosum, Erodium carvifolium, Erodium castellanum, Erodium daucodium, Erodium valentinum, etc. La crisálida es de color verde o pardo con líneas dorsal y laterales más oscuras. La pupación se produce en un capullo formado con seda y materiales cercanos (hojas secas, piedrecillas), y está colocado debajo de piedras. Inverna como larva.
Aricia morronensis. (Foto: Asturnatura.com)


Distribución

Es un endemismo de la Península Ibérica, Andorra y parte de Francia. En la Península está presente en la mayor parte de los sistemas montañosos, habiéndose descrito varias subespecies. Se ha citado en numerosas localidades, a partir de la típica de Sierra Espuña (Murcia), tales como Sierra Nevada (Granada), Riaño (León), Sierra de Gredos (Ávila), Valle de Ordesa (Huesca), Sierra de Andía (Navarra), Soria, Almería, Orense y Teruel, donde se ha citado en varias localidades: Castelfrío (Sierra del Pobo), Guadalaviar y Villar del Cobo (Sierra de Albarracín), y Sierra de Javalambre. En nuestra salida de campo queríamos comprobar si en la población de Erodium glandulosum de Las Parras de Martín (Estribaciones Sierra de Sant Just) podíamos encontrarnos a Aricia morronensis. Pero, pese a nuestras esperanzas e ilusiones,… no la localizamos.
Un pretendiente tardío frente a una cópula entre dos congéneres suyos. (Foto: Roberto Travesi)


Protección

Esta especie se encuentra incluida en la Revisión del Libro Rojo de los Lepidópteros Ibéricos en la categoría de endemismo, y en el Libro Rojo de las mariposas europeas en la categoría SPEC 4a (Especies europeas endémicas no amenazadas).

La expedición al completo. (Foto: auto, JASS)

Pilar Edo y cía.

lunes, 6 de agosto de 2018

PARTICIPACIÓN DE LA ASOCIACIÓN AMIGOS DE GALLOCANTA EN LA CAMPAÑA 2018 DE ANILLAMIENTO DE GRULLAS EN TRANEMO, SUECIA



En la Laguna de Gallocanta, y en el valle del Jiloca en general, estamos ya bastante acostumbrados a ver a las grullas durante el otoño-invierno, cuando vienen a visitarnos en su viaje migratorio anual, y recalan en nuestras tierras para descansar e invernar,... y también para hacernos disfrutar con su presencia, … siempre es una alegría verlas o escucharlas.
"Pajareando" en Suecia. Foto: Juanma Hernández

Pero, como ya sabemos, sus hogares, los lugares donde crían, se encuentran en el Norte de Europa, en países como Suecia, Finlandia, Polonia, Alemania, Noruega, Letonia, Estonia, Bielorrusia, Lituania, Ucrania, Dinamarca, Republica Checa … Buena parte de las grullas que vienen a nuestra zona proceden de Alemania, Noruega, Suecia, Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia y Chequia, puesto que estas grullas optan por la ruta migratoria occidental, usada por las aves que nidifican en Europa continental. También existe otra ruta migratoria, la oriental, que conduce a las grullas hacia Túnez, Libia y Argelia, y que implica a aves que nidifican más al Norte y al Este de los anteriores lugares citados (Finlandia y Oeste de Rusia y ex repúblicas).


En estos lugares de cría, los científicos realizan campañas de anillamiento que permiten marcar e identificar a los individuos y, por consiguiente, realizar un seguimiento detallado de sus movimientos, con el fin de realizar estudios de gran importancia para estas aves.


Durante este pasado mes de julio, un grupo de grulleros procedentes de las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla León y Aragón (Amigos de Gallocanta), decidieron pasar sus vacaciones colaborando en uno de estos proyectos de anillamiento de pollos de grulla común (Grus grus) en la región de Tranemo (al Sur de Suecia). 

Para la gente que siente pasión por las aves, y en especial por las grullas (“trana” es la palabra para grulla en sueco, y “tranor” es el plural, grullas), tener la oportunidad de conocer los lugares de cría, los hogares de estas aves migratorias, es toda una experiencia. Casi podría decirse que “vital”. El hábitat, el comportamiento, el territorio, … de las grullas es tan diferente en estos lugares de cría, que uno no puede dejar de emocionarse al escuchar sus trompeteos entre los frondosos bosques y los enormes lagos suecos, o contemplarlas en su quehacer cotidiano, paseando por cualquier prado con sus pequeños polluelos. Las parejas de grullas, con sus crías, tienen territorios propios donde viven y crían, y a los que suelen regresar cada año. 
Las granjas suecas, parte del paisaje. Foto: PEH
Son grandes territorios que abarcan zonas de bosque, lagos, zonas pantanosas, así como campos de cultivo y prados. Suelen estar cerca de las granjas; en el Sur de Suecia el hábitat rural es bastante disperso (aunque también hay localidades de tamaño medio), y las granjas suecas, preciosas construcciones de madera pintadas de color almagre, cual masadas antaño en el Jiloca, se integran en el paisaje aprovechando los recursos del entorno. 


Las grullas están junto a las casas, caminan junto a los tractores, y apenas se asustan de la gente, están acostumbradas a su presencia, y se comportan como un habitante más del medio rural sueco.

Los extensos bosques de pinos al amanecer. Foto: PEH














La colaboración en este proyecto, y nuestro viaje a Suecia, fueron posibles gracias a la voluntad y ofrecimiento del Grupo de trabajo con grullas de la región de Tranemo (en sueco: Svenska tranarbetsgruppen), y especialmente a Sigvard Lundgren, Björn-Ake Andersson y Hans Ericson, los tres grulleros suecos con los que trabajamos directamente, y a los cuales queremos agradecer enormemente su cariñosa y cordial acogida, así como lo mucho que nos transmitieron y que aprendimos en los días que allí pasamos.


Buscando grullas al amanecer. Foto: PEH
Este año, 2018, ha sido un año “extraño” o poco habitual en cuanto a la cría de grullas en esta región sueca de Tranemo (hay que decir que en Suecia, se anilla también en otras zonas/regiones del resto del país), puesto que apenas seis parejas de grullas han sacado adelante sus crías. Fue una lástima que hubiera tan pocos pollos para anillar, pero lo importante es que pudimos colaborar y comprobar in situ todo el proceso de anillamiento… ver cómo se actúa y manipula al animal (todo con extrema precaución, con todos los cuidados y atenciones necesarios para el bien de los pollos, y de sus progenitores, así como para procurar intervenir lo mínimo y durante el menor tiempo posible en sus vidas cotidianas), y, finalmente, colocar esas anillas de colores que luego, el próximo otoño… o el siguiente, …o algún día, esperamos ver con nuestros catalejos en Gallocanta, Extremadura, … u otros lugares del país.
Logotipo de la Comunidad de Tranemo (Suecia). Foto: SMO
Mapa de Suecia, marcado con estrella roja la zona de Tranemo



Es una experiencia enorme, no sólo por tener la oportunidad de colaborar en un proyecto científico, si no también por poder convivir con los colegas suecos, con el resto de compañeros grulleros españoles, y comprobar que, realmente, las grullas nos unen. Y nos dan muchas emociones, y muchas alegrías. 

¿Qué es y para qué el anillamiento científico de grullas?


Respecto al anillamiento de grullas en Europa, hay que decir que existe un organismo que coordina estas labores, aunque cada país tiene sus propios grupos de anillamiento. Este organismo es el European Crane Working Group (ECWG), que se reúne en diversas ocasiones, una de las más importantes para realizar el Congreso Europeo sobre Grullas, cuya última edición, en 2014, fue precisamente en la Laguna de Gallocanta. La siguiente será este próximo mes de diciembre en Arjuzanx (Francia).


Dentro de Europa, Alemania es el país que lidera hasta ahora el marcaje de la especie a nivel global, y también el que puso en marcha el portal de anillamiento iCORA (base de datos en internet) donde poco a poco se van ingresando todos los anillamientos y equipaciones de GPS y radio-transmisores de grullas de los distintos países con poblaciones reproductoras, y donde cualquier observador puede registrase y anotar sus observaciones. Alemania es el país que más anilla, pero el país donde más parejas de grullas crían es Rusia, seguida de Suecia, Finlandia, Polonia, Alemania, Noruega, Letonia, Estonia, Bielorrusia, Lituania, Ucrania, Turquía, Dinamarca, Armenia, Republica Checa, Georgia, Gran Bretaña, Francia, Rumania y Holanda.

La lectura de anillas se realiza de la siguiente forma. Primero se empieza por la pata izquierda (cuya combinación de colores indica el país de procedencia) y luego la derecha (combinación que identifica al individuo … algo así como su DNI), al mismo tiempo se lee de arriba a abajo. Las grullas llevan 6 anillas de color (3 en cada pata) y son 6 los colores posibles; que son el Bu (Blue, azul); Bk (Black, negro); R (Red, rojo); G (Green, verde), Y (Yellow, amarillo) y por último W (White, blanco). La combinación de estos 6 colores da lugar a anillas únicas para cada ejemplar.


Grupo de grulleros, antes de iniciar el anillamiento. Foto: PEH



Fase de anillamiento. Pedro, Juanma, Chema, Sigvard, Björn y Hans. Foto: PEH

Fase de anillamiento y suelta. Sabi  Sigvard y Pilar. Anillamiento del pollo Mary (Tranemo, 11/07/18). Foto: Chema García
Cada país dispone de un código de colores. Por ejemplo, Alemania tiene el azul, Finlandia el amarillo, Rusia el blanco, Suecia y Noruega el rojo, etc. Aunque con los años han tenido que ir combinando con otros colores para obtener nuevas combinaciones. Desde el año pasado y tras agotar las combinaciones de color, introdujeron un nuevo color, B (Brown, marrón), con el que se están anillando jóvenes y que, de momento solo aparece en la mitad de la combinación: Az/M/Az.
Imagen del pollito antes de ser anillado, bajo el brazo de Björn. Foto: PEH
El número de ejemplares anillados es relativamente pequeño, uno de cada 400 ejemplares. Principalmente por dos motivos: Primero, porque, se trata de aves nidífugas, es decir, que nacen con los ojos abiertos; a las pocas horas salen del nido; a las 24 horas ya corren activamente; a los 3 días empiezan a picotear y a las 10 semanas ya son capaces de volar. Segundo, si le añadimos que crían en zonas muy amplias, a veces cenagales y que las parejas de grullas están muy separadas unas de otras, incluso llegando a ser kilómetros, hace que sea más costoso el anillamiento de pollos. 
Detalle de las anillas de colores colocadas al pollo Mary Foto: PEH
No es la primera ocasión en que miembros de la Asociación Amigos de Gallocanta acude a una campaña de anillamiento (ya se estuvo en Suecia otra vez, y también en Alemania); en el mismo sentido, se ha asistido a los diferentes Congresos Europeos acerca de la grulla común (Suecia, Hungría, Alemania, Rusia, Gallocanta).  En la observación de estas grullas anilladas se viene trabajando de manera voluntaria desde el año 1999, siendo la AAG el grupo español que cuenta con más observaciones de grullas anilladas. Como dato curioso, señalar que en 2016 se alcanzó el nivel mágico de las 10.000 comunicaciones de observaciones por año en la base de datos iCORA, … digamos que “hay muchos locos por las grullas”… y por observar anillas.
Grupo de grulleros españoles y suecos. De izquierda a derecha Juanma, Víctor, Pedro, Sigvard, Sabi, Hans, Chema, Björn y Pilar. Foto: auto

En definitiva, un viaje para recordar, como experiencia grullera ha sido tremenda, conocer los lugares de cría de las grullas que en otoño nos visitarán, los paisajes que las ven nacer, escucharlas entre los bosques, … con un sonido que se hace tan diferente al que escuchamos aquí en Gallocanta…, ver los pollitos con los adultos en su quehacer cotidiano,... y, sobre todo, la experiencia humana, convivir con nuestros amigos grulleros suecos, que han sido unos anfitriones de lujo y de los que hemos aprendido tantas y tantas cosas... y que esperamos volver a verlos pronto!
Cerramos con la imagen de nuestros emocionados caretos, Sabi y Pilar, retornando a Mary a sus prados suecos... a su casa, con sus padres,... esperamos volver a verte pronto, amiguita!!… nos vemos en Gallocanta… te esperamos, os esperamos...


Dos Fotos últimas: Chema García

Pilar Edo 
(Asociación Amigos de Gallocanta)

viernes, 27 de julio de 2018

V CONCURSO FOTOGRÁFICO SOBRE EL CHOPO CABECERO

El Concurso de Fotografía sobre el Chopo Cabecero promovido por el Centro de Estudios del Jiloca, tiene por objeto fomentar y difundir los valores patrimoniales del chopo cabecero y otros árboles trasmochos, como sauces, fresnos y sargas, de las riberas del sur de Aragón, incluyendo como tales todos los paisajes que reflejen su singularidad y belleza, además de los diversos aspectos de estos árboles relacionados con la cultura popular, los cuidados y trabajos como la variedad de aspectos históricos, culturales, ecológicos y etnológicos que reúnen los árboles trasmochos de ribera.


Cabezones en la niebla. Eduardo Viñuales

PARTICIPANTES

Podrán participar todas aquellas personas que así lo deseen. La participación implica la aceptación de las presentes bases.


Habitantes del chopo. Dimas Serneguet

TEMÁTICA Y REQUISITOS

El tema del concurso es el chopo cabecero y los árboles trasmochos de las riberas. Las imágenes presentadas corresponderán a fotografías realizadas en la cordillera Ibérica aragonesa, es decir, en las comarcas situadas al sur del Ebro.

Se valorará que las fotografías se ajusten a la temática señalada en los objetivos del concurso.

Podrán presentarse fotografías en color y en blanco y negro. Solo se admitirán archivos digitales en formato Jpeg. El Centro de Estudios del Jiloca podrá solicitar los archivos RAW de las fotos finalistas o premiadas.

Los trabajos presentados no pueden haber sido publicados previamente en revistas, periódicos o libros impresos u on line. Tampoco pueden haber sido objeto de ningún otro premio fotográfico. Se valorará la composición, creatividad y originalidad, así como que reflejen aspectos relacionados con el paisaje, la historia, la vida silvestre, los trabajos o las fiestas y tradiciones en torno al chopo cabecero y otros árboles trasmochos de ribera. La organización se reserva el derecho de aceptar las obras según se ajusten o no a la temática planteada y a unos criterios de calidad técnica mínimos.

No se permitirán imágenes con lienzos, marcas de agua o firmas.

En la edición de fotografías están permitidos los ajustes básicos como contraste, enfoque, brillo, saturación y balance de color. Está permitida la eliminación de motas de polvo y el recorte hasta un 30%. No está permitido el retoque por zonas ni la sustitución de elementos de la imagen.


Nieu en lo Alto Alfambra. Chusé Lois Paricio

ENVÍO DE LAS OBRAS

Cada concursante puede enviar hasta un máximo de tres fotografías. Deberán hacerlo a través de correo electrónico a la dirección siguiente: secretaria@xiloca.com

Se hará constar en dicho correo electrónico: el titulo de la foto, nombre del autor, dirección completa, correo electrónico, teléfono de contacto del autor, fecha y lugar donde se ha tomado la fotografía.


Al atardecer. Dimas Serneguet

PLAZOS DE ENTREGA

El plazo para enviar las fotografías es hasta las 24 horas del día 30 de septiembre de 2018




Tradición hecha fiesta. Miguel Ángel Quílez
 
SELECCIÓN DE OBRAS Y JURADO

El jurado estará compuesto por fotógrafos reconocidos y personal del Centro de Estudios del Jiloca que realizará una selección entre las presentadas. Aquellas fotografías seleccionadas como finalistas serán expuestas en el espacio creado a tal efecto durante la celebración de la 10ª Fiesta del Chopo Cabecero el día 27 de octubre en Torrijo del Campo (Teruel) y, entre ellas, serán elegidas las premiadas. A lo largo de la jornada de la fiesta se harán públicos las obras premiadas y realizándose la entrega de premios.

Las fotografías finalistas podrán ser expuestas en otros lugares a lo largo del año siguiente con la misma finalidad objeto del concurso.

PREMIOS (*)

Se establecen los siguientes premios

Primer premio: 150 € y diploma
Segundo premio: 90 € y diploma
Tercer premio: 60 euros y diploma

Tres accésit: Un lote con las publicaciones del Centro de Estudios del Jiloca del año anterior y diploma.

Las fotografías premiadas y aquellas otras que sean finalistas serán expuestas durante la celebración de la 10ª Fiesta del Chopo Cabecero tras su impresión por el Centro de Estudios del Jiloca.

Las fotografías premiadas podrán ser publicadas en las revistas del Centro de Estudios o en aquellos lugares que se considere interesante su difusión.

(*) Los premios económicos estarán sujetos a las correspondientes retenciones fiscales.


Otoño sinuoso. Fernando Herrero

DERECHOS SOBRE LAS FOTOGRAFÍAS

Los trabajos premiados podrán ser utilizados por el Centro de Estudios del Jiloca para la promoción y difusión del chopo cabecero en la web www.chopocabecero.com, en el blog Natura Xilocae, en la página Chopo Cabecero de Facebook o en los carteles de la Fiesta del Chopo Cabecero.

En ningún caso se cederán a terceros, salvo autorización expresa del autor. Los participantes se responsabilizarán de que no existan derechos a terceros sobre sus obras. Los organizadores se comprometen, por su parte, a indicar el nombre del autor cada vez que su imagen sea reproducida.

jueves, 5 de julio de 2018

LA VIDA EN UNA FAJINA DE ALPACAS... DE BAÑÓN (TERUEL)


Hace unos días me acercaba a la fajina para disponerme a coger unas cuantas  alpacas de paja que hicieran de cama en la paidera para las ovejas y corderos. La verdad es que casi siempre me encuentro alguna sorpresa entre, sobre o cerca de las alpacas. Cerca de la fajina está la canal y la cuba, con agua fresca de continuo… eso también anima a diversos bichos a acercarse al rico recurso líquido: pajarillos, palomas, tórtolas… y algún buitre también... (éstos dejan todo perdido de plumas.. y olores que luego esbarran o espantan a las ovejas).

Entre las alpacas he visto otras veces numerosos gusanos, insectos, escarabajos,… también ardachos y lagartijas. Esta vez la sorpresa fue “especial”,… al levantar la alpaca salieron tres eslizones, se trata del eslizón ibérico (Chalcides bedriagai), … la verdad es que no me dio tiempo a buscar y sacar el móvil para hacerles la foto de rigor… salieron correteando y me quedé con las ganas.


Pero a la semana siguiente volví al mismo sitio… y esta vez sí que pude pillar con mi objetivo a uno de ellos… la verdad es que son preciosos, y no es tan fácil de verlos/encontrárselos… así que son momentos que se disfrutan de lo lindo.


Es una especie endémica de la Península Ibérica, que está catalogada como “casi amenazada” en España, es muy sensible a las alteraciones del medio, y parece estar sufriendo fuertes regresiones en determinadas zonas peninsulares, pero lo cierto es que yo personalmente, en los últimos tiempos, raro es el año que no he visto alguno (se ve que meneo bastantes piedras… o que he tenido suerte!).

La alimentación se compone principalmente de coleópteros, arácnidos e isópodos, junto a heterópteros, dermápteros, himenópteros y larvas de insectos que aparecen en la dieta en proporciones inferiores. En la fajina tiene buena despensa!!



La fajina, como casi un pequeño “microecosistema”, se convierte en refugio y despensa, posadero y dormidero, para numerosas especies del entorno. Además de ser un reservorio para las ovejas…también lo es para otros bichos. 

Pilar Edo 

martes, 22 de mayo de 2018

VENTE A CONOCER EL MAROJAL DE VILLAR DEL SALZ CON EL CEJ

Para el próximo día 27 de mayo, el Centro de Estudios del Jiloca ha preparado una interesante ruta por uno de los marojales y carrascales más frondosos de Sierra Menera: el de Villar del Salz.

El recorrido transita prácticamente por el antiguo camino que unía las localidades de Rodenas y Villar del Salz (señalizado en parte como PR). Se toma el viejo camino/senda a la salida de esta localidad, ascendiendo por el barranco de la Pubidilla. Una vez lleguemos al collado de la Carnicería (1382 m.), iniciaremos el descenso hacia el barranco del Riachuelo y la zona de Las Conejeras. Parte del recorrido de vuelta a la localidad lo haremos por la carretera TE-V-9023, por lo que será necesario extremar las precauciones (pese al escaso tráfico rodado de la misma). Pasaremos por la balsa y merendero de El Soto para, muy pronto, cruzar la vía del ferrocarril de Sierra Menera, y entrar en la localidad de Villar del Salz por la zona de los huertos.


Algunos datos:

Distancia total: 8´2 km. Ruta circular

Desnivel: 350/400 m. aprox.

Dificultad: Baja, itinerario relativamente corto y marcado en gran medida con marcas de PR. Casi todo el recorrido es una senda muy transitable. Ligero desnivel en el ascenso al collado de la Carnicería.

Agua: Mejor llevarla. En el pueblo de Villar hay fuente

Cobertura móvil: Regular

Refugios: Inexistentes en el recorrido

Atractivo: interesante carrascal y marojal con rica flora asociada, vistas panorámicas, geología (macizo sierra Menera,…), etnología (parideras, peirón, molino, huertos y pozos, ...), historia (explotación del mineral de hierro, vía verde del FFCC Sierra Menera,…), faunístico,…

Cartografía: IGN, Hoja 516, escala 1:50.000.

Para inscribirse pulsar el enlace siguiente.

JORNADA DE DIVULGACIÓN DE ESTUDIOS SOBRE LA CUENCA DE GALLOCANTA

los próximos días 26 y 27 de mayo se va a celebrar en el Centro de Interpretación de Gallocanta una interesantísima iniciativa: la “Jornada divulgación estudios en la reserva natural dirigida Laguna de Gallocanta“. 

Se trata de una actividad que se plantea como objetivo el dar a conocer las diversas investigaciones que se llevan en curso en la actualidad en la cuenca endorreica de Gallocanta. A lo largo de la misma se van a realizar diferentes conferencias impartidas por profesores de la Universidad y Centros de Investigación referidas al espacio protegido de la Laguna de Gallocanta.


Las Jornadas se complementan con visitas guiadas por Gallocanta, observación de estrellas y visitas a los Centros de Interpretación. Este es el programa.

¡Interesantísimo!

lunes, 21 de mayo de 2018

ECOLOGÍA DEL DESPOBLAMIENTO RURAL EN EL CONTEXTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO

El profesor José Manuel Nicolau organiza, dentro de la Universidad de Verano de Teruel, organiza el curso "Ecología del despoblamiento en el contexto del cambio climático" para analizar los efectos ecológicos del despoblamiento rural en el actual contexto del Cambio Climático. Tendrá lugar del 23 al 25 de julio en Teruel. Entre los ponentes hay técnicos del medio natural, académicos y habitantes-gestores del medio rural. 

La naturalización y asilvestramiento (rewilding) de los montes en las últimas décadas está cambiando el funcionamiento de los ecosistemas y el flujo de servicios que recibimos de ellos. En este curso se abordarán los procesos biológicos e hidrológico-geomorfológicos involucrados, así como las medidas de gestión a aplicar para optimizar su funcionalidad. Finalmente se reflexionará sobre el papel que puede jugar esta recuperación de la naturaleza en la resolución de las crisis demográfica y socioeconómica que atraviesa el medio rural.


Estos son los objetivos

- Analizar los principales cambios que están ocurriendo en la Naturaleza española (y de la Cordillera Ibérica en particular) como consecuencia del despoblamiento rural en el actual contexto de Cambio Climático.
- Explorar las medidas de gestión disponibles para mejorar el estado de la Naturaleza y, en consecuencia, el flujo de Servicios Ecosistémicos que recibe de ella la sociedad.
- Reflexionar sobre el papel que puede jugar la Naturaleza para resolver la crisis demográfica y socioeconómica del mundo rural actual.

Programa:

Día 23 de julio, lunes
Mañana
8:45-9:00h Recogida de documentación
9:00-11:00h Cambios ecológicos tras el despoblamiento rural en un contexto de Cambio Climático. D. José Manuel Nicolau.
11:00-11:30h Descanso
11:30-13:30h Cambios en las comunidades vegetales. D. Patricio García-Fayos.

Tarde
16:00-18:00h Cambio hidrológicos y geomorfológicos. D. Ignacio López Moreno.
18:00-18:15h Descanso
18:15-20:15h Historia ecológica de los paisajes mediterráneos: el clima y el ser humano.
D. Patricio García-Fayos.

Día 24 de julio, martes
Mañana
9:00-11:00h Experiencias de gestión de una Naturaleza en cambio: El proyecto Plantando Agua. D. José Manuel Nicolau.
11:00-11:30h Descanso
11:30-13:30h La expansión de los ungulados y sus depredadores. D. Juan Herrero

Tarde
16:00-18:00h Aspectos socio-ambientales del despoblamiento rural. D. Javier Oquendo
18:00-18:15h Descanso
18:15-20:15h Mesa redonda. La naturaleza: ¿un activo o una carga para una sociedad rural despoblada? D. Manuel Lázaro; D. Chabier de Jaime; Representante empresarial.
Moderador: D. José Manuel Nicolau.

Día 25 de julio, miércoles
Mañana
9:00-11:00h Gestión forestal de los montes en el siglo XXI D. D. Enrique Arrechea.
11:00-11:30h Descanso
11:30-13:30h Incendios forestales y cambio global ¿oportunidad o catástrofe? D. Alvaro Hernández.
13:30h Clausura del curso

Más información y matrícula en este enlace


domingo, 8 de abril de 2018

VENTE A LA MODORRA DE BADENAS CON EL CEJ

La sierra de Herrera penetra en la comarca del Jiloca en el término municipal de Badenas. Aparecen las mismas rocas, los mismos relieves y la misma vegetación. Conecta aquí con las sierras de Cucalón y con la de Oriche, formando un complejo sistema de montañas que forman parte de la rama Aragonesa de la cordillera Ibérica. 

Una de las más conocidas es el monte Modorra o Morrón. Se le da el apellido "de Badenas" para diferenciarla de la vecina "de Cucalón". No tienen nada que ver la una con la otra, salvo la vecindad y el hecho de alimentar ambas al río Cámaras. 


La Modorra de Badenas se encuentra en la cabecera de la cuenca del río Aguasvivas. Este río nace en la cercana localidad de Rudilla y desemboca en el Ebro en La Zaida, muy cerca de Sástago. Recoge aguas en todas estas sierras a través de una compleja red de arroyos, entre los que destacan el río Nogueta y el Cámaras. Entre uno y otro se levanta esta montaña que alcanza los 1.329 m.

Constituida por rocas cuyo origen se remonta a unas arenas y limos que se depositaron en el margen de un supercontinente situado en el hemisferio sur hace 410 millones de años (Silúrico). Estos sedimentos sufrieron con el tiempo procesos de metamorfismo y, hace unos 40 millones de años, durante la orogenia Alpina, emergieron ya en forma de cuarcitas y pizarras para consolidar el núcleo de la cordillera Ibérica. La cuarcita es una roca muy resistente a la erosión. Por ello, a pesar de su antigüedad, forma los principales relieves de estos macizos paleozoicos. 

Pero es común también encontrar entreverados estratos de pizarras. Una y otra, al alterarse liberan de nuevo arenas y limos que por su riqueza en sílice forman suelos ácidos, lo cual va a determinar en buena medida la composición de su flora. 



Igualmente son rocas poco permeables, a diferencia de las calizas, por lo que el agua recogida tras las precipitaciones tiene dificultades para infiltrarse tiende a alimentar los arroyos y está más disponible para las plantas. 

La Modorra de Badenas tiene interés ambiental por su vegetación. Predominan los bosques de carrasca (Quercus ilex), formando densos matorrales por haber sido aprovechados para carboneo durante siglos. En las vertientes menos soleadas -pues exige más agua- prospera el rebollo (Quercus faginea) fácil de diferenciar en invierno y principio de primavera por haber perdido la hoja o mantenerla seca. 


El acere (Acer monspessulanum) y el frasno (Fraxinus angustifolia) se intercalan en el rebollar más allá de los cursos de agua, lo que evidencia la tendencia que tienen estos montes a retener agua. Algunos acebos (Ilex aquifolium) recuerdan su potencial ecológico. 


Las talas y roturas han abierto y desestructurado el bosque desde tiempo atrás para conseguir tierras de labor y pastos. El abandono de los aprovechamientos tradicionales está permitiendo la recuperación de la cubierta vegetal. 


Carrascales y rebollares recuperan territorio, al tiempo que cobertura y altura. Los enebrales (Juniperus communis) y los espinares de gazpotera (Crataegus monogyna), escalambrujera (Rosa canina), endrinera (Prunus spinosa) y mentironera (Viburnum lantana) ocupan los prados y sustituyen a la estepa (Cistus salvifolius) y al tomillo (Thymus vulgaris). 


En estos montes pueden encontrarse algunas plantas escasas en el sur de Aragón y otras que son de distribución iberoatlántica. Aprovechan los ambientes sombreados que crea el rebollar. Uno de los primeros en explorarlos con criterios científicos fue Ignacio Jordan de Asso, insigne naturalista y jurista de la Ilustración Aragonesa. Anotó plantas de gran interés, como Carex remota, Dianthus armeria, Fraxinus excelsior, Nardus stricta o Lathyrus niger, algunas de las cuales han sido encontradas varios siglos después pero otras pueden haber desaparecido. 


El gran valor ecológico de la Modorra (o el Morrón) de Badenas le ha permitido estar incluido tanto en el "Inventario de bosques singulares de la provincia de Teruel" como en la "Relación de enclaves singulares de flora de la provincia de Teruel".