Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

martes, 16 de diciembre de 2008

AZORES

El pasado verano estuvimos por las Azores de vacaciones. Son un grupo de nueve islas portuguesas situadas en medio del Océano Atlántico a unas 2 horas y 45 minutos de Madrid, en vuelo directo.
El destino fue San Miguel (o São Miguel), la isla más grande de las situadas más al este. Nuestro centro de operaciones se situaba en la capital, Ponta Delgada.

Desde allí recorrimos en coche prácticamente toda la isla. De norte a sur y de este a oeste, San Miguel es naturaleza en estado puro. Apenas hay turismo todavía, por lo que uno se puede perder entre barrancos, lagos, volcanes... el paisaje es espectacular y se respira tranquilidad.

Su pasado volcánico es bien patente en prácticamente cualquier rincón de la isla. Desde las playas hasta lo más alto de las montañas, se acaricia suelo joven, casi de recién nacido, a escala geológica.





En ocasiones el paisaje recordaba a Islandia. Esta isla, también volcánica y situada en la misma cadena montañosa bajo el Atlántico (Dorsal Atlántica) tiene, eso si, temperaturas mucho más bajas. En Azores las variaciones eran mínimas, con máximas de 26ºC y mínimas de 23ºC durante todo el tiempo que estuvimos.




La isla tiene una gran cantidad de playas. En cuanto a su belleza, destacaba la playa de Ponta de Ferreria, con preciosas formaciones geológicas volcánicas y de aspecto salvaje, con algunas piscinas naturales de aguas termales. Otra playa mucho más suave y encantadora es la playa de Mosteiros, un pequeño pueblo situado al noroeste de la isla. Su arena, negra, delata también vulcanismo y resulta de lo mejorcito a los que odian la arena pegajosa. Su tamaño es ideal.


En San Miguel destacan 3 entornos naturales resultado del vulcanismo, con 3 finales iguales: preciosos lagos. Se trata de Sete Cidades, al noroeste; Lagoa do Fogo, en el centro de la isla; y Furnas, al este. Estos paisajes son auténticamente increíbles.





Y si algo destaca también en azores son las hortensias. Están por todos lados, formando en ocasiones muretes naturales entre los campos, junto a las carreteras, vamos, por todo.


Su arquitectura popular también es muy característica. Casi todos los edificios son blancos y están hechos de piedra volcánica.


Azores resulta un destino muy sugerente, si te quieres perder en un entorno único en medio del mar. Si te gusta el queso también, puesto que allí casi todo el mundo vive de la ganadería, en especial de la industria de la leche.


1 comentario:

Carmen Soguero dijo...

¡Vaya fotos, Fer! Viéndolas, dan ganas de hacer ese viaje. Un abrazo.
Carmen S.