Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

miércoles, 19 de agosto de 2009

ATRÁS QUEDAN LAS FIESTAS

Este año el protagonista principal de las fiestas calamochinas ha sido el calor. Pasadas las fuertes tormentas de días anteriores tendríamos que remontarnos algunos años atrás para ver temperaturas mínimas tan altas y tantos días seguidos como este año. La chaqueta o el jersey, esa prenda tan útil ya durante las noches de agosto en gran parte de nuestros pueblos ha quedado en el armario. Las máximas también han sido muy elevadas y el sol brillaba con fuerza.

La vuelta a casa matutina tiene la banda sonora de las barredoras limpiando las calles, el ruido de los cientos de vasos de plástico arrastrándose por el suelo antes de ser engullidos por las máquinas, los sopladores de mochila, el agua a presión y como no, el colirrojo tizón en los tejados. Si las fiestas tuviesen una banda sonora natural, esa sería la del colirrojo tizón. Fiel cada mañana a las cubiertas, cornisas y chimeneas. Desde bien temprano, antes de salir el sol y observando el lento divagar y vuelta a casa de muchos, o el inicio de una dura jornada de trabajo de otros. Pocos se percatarán de su presencia, no obstante podría ser el último sonido antes de plegar la oreja, sin tener en cuenta el Baile de San Roque, claro.


Al atardecer los estorninos ya duermen en grupos bastante grandes. El año pasado el primer gran grupo lo vi la mañana del 18 de agosto. Este año antes del día 10 un gran grupo ya dormía sobre el arbolado situado junto al Hogar del Pensionista. Un escándalo tal durante los tranquilos atardeceres del estío no pasa muy desapercibido.

Pasadas las fiestas al verano le siguen quedando días, pero la cuenta atrás de su final ya se inicia y los días pasarán rápidamente.

No hay comentarios: