Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

viernes, 29 de octubre de 2010

II Jornadas del chopo cabecero

Fué para mi del mayor interés asistir a las Segundas Jornadas y Fiesta del chopo cabecero, por cuya realización os felicito sinceramente. He aprendido mucho con vosotros y los invitados de lujo que hemos tenido, aun así, perdonadme si en mi ignorancia digo algún pequeño disparate.

Os envío por correo una grabación. No he cortado los momentos en que la cámara quedó encendida accidentalmente porque recogen algunas conversaciones que tuve con Jill y Ted. Ellos me decían que no comprendían por qué Herminio quitaba las ramas secas, que no molestan al árbol y sirven de casa a pequeños animales y por qué no dejaba algunas ramas jóvenes con las que el árbol pudiera prosperar mejor. Pensaban que una escamonda tan drástica y hecha a baja altura, cortando ramas muy gruesas de mas de 40 años, puede acabar con la vida del árbol. Les dije que según he deducido tras mis conversaciones con paisanos escamondadores de Azuara y empresarios cortadores de chopos, hablarles de biodiversidad suele ser como hablarles en chino. Ellos manejan sobre todo tres conceptos: coste, riesgo y volumen de madera útil. En resumidas cuentas: rentabilidad. Cuando les hablo de que quiero crear una pequeña reserva natural y regenerar poco a poco el bosque de ribera original en mis 3 Ha, me miran como si estuviera loco. Algunos me han dicho que saldría muy caro escamondarme los chopos porque necesitan arneses y medidas extra de seguridad. Voy a escribirles a los azuarinos de las asociaciones cultural es Zauril y Lazú para ver si alguien se anima a escamondar los árboles en peor estado cercanos al pueblo conmigo a finales de este invierno. Previamente por supuesto, hablaremos con la CHE, con el guardia forestal de la zona y con el alcalde, pidiendo las correspondientes autorizaciones. Algunos de los chopos híbridos que me ha desmochado el viento, han rebrotado. Voy a conseguir poco a poco una chopera de híbridos trasmochos, lo cual puede ser una experiencia original, pues no conozco mas casos. La mayoría de los chopos son demasiado grandes como para desmocharlos. Los que mueran quiero sustituírlos por árboles que crecen allí espontáneamente, como nogales, almeces, sauces, serbales, álamos blancos, etc.

Tengo una grabación de las instrucciones de Jose María Martín Zaragozano, antiguo administrador de mi chopera grabadas en vídeo. Quiero colgarlas en Internet y cuando lo tenga hecho os pasaré el enlace. Él, tras la primera escamonda, deja crecer las ramas mas fuertes y verticales, quitando del total de los rebrotes un 80 % mas o menos.

El Plan Forestal de Aragón está ahora en fase de información pública y pueden enviarse a los grupos políticos representados en las Cortes Aragonesas escritos al respecto que seguro tendrán mayor repercusión si van dirigidos por alguna asociación civil que si los enviamos ciudadanos a título individual. Lo digo por si os parece oportuno enviar algún escrito pidiendo que se tenga en cuenta la situación urgente de cientos de cabeceros en Aragón y quizá haciendo hincapié para que prospere en el gran ahorro indirecto que supondría su mantenimiento, en tanto que sin ellos muchos tramos de ribera se pueden desbordar al no estar el cauce reforzado con sus raíces.

También se podría proponer dotar de medios y facilitar trámites a la iniciativa ciudadana, organizada en torno a las asociaciones locales como ADRI, para escamondar los árboles que requieren una actuación mas urgente porque llevan sin escamondar mas de 20 años.

Durante siglos los cabeceros han trabajado gratis para mantener los cauces: bien merecen ahora que los mantengamos. Soy de la opinión de que las Confederaciones deberían recaudar unas cantidades menos ridículas de las eléctricas que explotan los pantanos. (El representante de la CHE en la mesa redonda se quejaba agriamente de falta de recursos). Luego las eléctricas bien cara que nos cobran en España la electricidad a los ciudadanos.

Otra vía de financiación para el mantenimiento de los cabeceros y de las masas forestales en general, puede venir, como decía Henri Bourrout, del pago por retención de CO2, pues el estado español tiene que pagar dinero a la CEE por excedentes de emisión. Dijo Henri que ésto se ha conseguido con algunas plantaciones de nogales. Ignoro que trámites y condiciones son necesarios para instituírse como "fijador de CO2 subvencionado". El asunto del aprovechamiento de biomasa lo sigo yo a pequeña escala en casa para alimentar mi calefacción, y consigo ahorrar mas de 1.000 € al año, que es lo que me costaría generar la misma energía calorífica a base de gasóleo. Algunos troncos los dejo in situ para criar Pleurotus ostreatus y Agrocybe aegeryta.

Aunque quizá hice muchas preguntas, aún me quedaron un par de dudas:

1. Si es posible crear territorios-refugio para grandes árboles que se vean afectados por obras, urbanizaciones, carreteras, etc. trasplantándolos a esos terrenos adecuados cercanos previamente acondicionados. Sé de una empresa alemana que hace años lo hacía usando grandes grúas.

2. Cómo se distingue un trasmocho descuidado de uno que ya ha llegado a su última fase y su decrepitud no es por no escamondarlo sino por vejez, con lo cual la escamonda quizá sería inconveniente.

3. El libro de Chabier "El chopo cabecero en el sur de Aragón: la identidad de un paisaje", ¿se puede conseguir en alguna librería de Zaragoza o hay que pedirlo al Centro de Estudios del Jiloca?.

Hay dos cosas que me parecen envidiables en el caso de nuestros compañeros ingleses y franceses. Una es que los engranajes que articulan acciones medioambientales y sobre el patrimonio que provienen de la iniciativa ciudadana con las acciones propias de las instituciones implicadas, parecen funcionar mucho mejor que en España. Me da la impresión de que allí los ciudadanos colaboran con las instituciones en estos asuntos. mientras que en España peleamos con ellas por lo general. Ojalá vuestro caso se consolide como honrosa excepción. Otra cosa que me parece envidiable es que estos países no tienen la maraña medioambiental legislativa que tenemos en España, no tienen esa legislación muchas veces ornamental y sumamente confusa y no existe tanta descoordinación entre administraciones e instituciones implicadas. Aquí vas a cualquier ayuntamiento y en cuanto pronuncias la palabra Confederación se ponen pálidos. En Azuara, tras solicitarlo por escrito, no he conseguido que el ayuntamiento se atreva a decirme siquiera cual es el trazado del camino público, que actualmente se ha desviado y atraviesa la finca por el medio y no por la orilla del cauce como antaño. Si ni siquiera puede saber uno cuáles son los límites de su finca, ¿cómo puede tomar ninguna decisión ni planificar intervenciones?

Un tema del que se habló poco y me parece fundamental es el de la Política Agraria Común. En Azuara los paisanos me dicen que los que tenían choperas las cortaron en masa cuando se subvencionó el cultivo del maíz, pues preferían el pájaro en mano de la subvención que el ciento volando de la madera que casi seguro les pagarían mal al cabo de varios años sin cobrar nada. Se dijo no obstante en algún momento que la PAC quiere un mapa de Europa mas bien plano, con llanuras cerealistas, que los árboles no frutales están de más en sus esquemas y directrices.

Imaginaos que remoldamos los cabeceros y luego los propietarios deciden cortarlos porque sale una subvención que promueve un cultivo mas rentable... Habrá que hacer algo de presión ciudadana sobre la CEE, ¿no os parece? Quizá escribiendo algún artículo en los periódicos, enviando correos a los eurodiputados, haciendo campañas en pro de los árboles monumentales, etc.

En fin, espero que lo escrito os aporte algo y generar diálogo. Muchísimas gracias por invitarme a las jornadas. Espero mantener el contacto con vosotros, intuyendo que puede ser muy fructífero. Cordiales saludos,

Clemente Calvo

No hay comentarios: