Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

domingo, 13 de junio de 2010

EXPLOSIÓN DE ORUGAS EN LA LOMA DE LA VIRGEN DEL BUEN ACUERDO

Martes, 25 de mayo. Excursión fin de curso de los tres grupo de “ª ESO del IES Valle del Jiloca en la asignatura de Ciencias de la Naturaleza. Todo el día por Gallocanta. A Carmina y Mª Carmen, guías de naturaleza habituales de la laguna, les acompañan María y Agustín, futuros guías en etapa de formación. Susana y yo vamos como profes.

Trabajamos un buen número de conceptos y pudimos disfrutar con otras tantas observaciones de plantas, animales y rocas, además de multitud de procesos naturales en este magnífico humedal.

Centro de interpretación de Bello, lagunazos con numerosas aves acuáticas, cultivos cerealistas de Tornos, yacimientos celtíbero de El Castellar, carrascal y flora rupícola en el castillo de Berrueco, rebollar y marojal en el monte de Santed, lagunazo de Gallocanta con fochas y gaviotas volando contra el viento, flamante museo de las aves en Gallocanta….

Entre todo ello, algo nos sorprendió.

DSC_2102

Entre Las Cuerlas y Gallocanta hay una loma en la que aflora la roca caliza y forma unos acusados escarpes sobre la depresión de la laguna. Sobre ella, destaca la preciosa ermita románica dedicada a la Virgen del Buen Acuerdo.

Su cubierta vegetal es un mosaico de campos de cebada, centeno y pipirigallo, matorrales de espliego, tomillo y aliaga y todo ello está salpicado de losas piedra viva, montones de piedra y viejas cerradas.

En el camino de acceso a los observatorios comenzamos a ver unas orugas cubiertas de largos pelos. Su variable tamaño, entre 30 y 60 mm. de longitud y su grosor, de casi 10 mm., llamaba la atención.

El día era muy caluroso y el páramo estaba con las herbáceas y leñosas en pleno crecimiento tras una primavera espléndido en lluvias.

DSC_2105

Las veíamos sobre gramíneas y sobre leguminosas. Casi siempre solitarias, Y muy activas, cruzando docenas de ellas el camino de modo que había que poner atención para no pisarlas. 

Es probable que sean pocos los días en el año en que se produce este fenómeno. Pero aquel martes fue uno de ellos.

En los libros de orugas, la especie más parecida es la falsa lagarta o bómbix galonado (Malacosoma neustria), una polilla cuyas larvas se alimentan de espinos, endrinos y árboles. Esto no nos cuadra mucho… por que parecía vinculada a plantas herbáceas.

1 comentario:

Jose dijo...

Si el día era cálido y soleado, lo más seguro es que sí que fuera una oruga de Malacosoma neustria; ya que suelen salir de sus nidos para asolearse. Además hasta julio están en época de alimentación, incluso formando plagas en diversos árboles (entre ellos el almendro) y arbustos de hoja caduca.