Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

sábado, 20 de noviembre de 2010

¿DÓNDE ESTÁN LOS TRICOPTEROS?

Cuando un pescador “mosquero” se adentra en el río durante los meses de verano, espera ver uno de sus insectos preferidos “El Tricoptero” o frigánea, dado que es una de las moscas que más utilizamos para pescar, además de ser una de las mas socorridas y más numerosas en nuestras cajas.

Tanto en mis diarios paseos por la ribera del río como en conversaciones con mis amigos y compañeros mosqueros he llegado a la conclusión que este año no se han visto tricopteros en el río, a lo sumo uno o dos en algún día concreto. ¿Dónde están?, por supuesto tampoco vemos sus canutos, formados por pequeñas piedras y vegetales donde se encuentran en su primera fase.

clip_image002[3] clip_image004[6]

Dicen los expertos que a mayor calidad del agua más cantidad de estos insectos la habitan, debemos pensar por consiguiente que la calidad del agua de nuestro río es más bien mala, debido a la ausencia de los mismos.

¿Es posible que la calidad del agua sea la adecuada pese a los vertidos industriales, de los barrios que no poseen depuradoras o que no se encuentran encauzadas sus aguas fecales hacia una depuradora, puede ser un exceso de purín en los campos o bien de las toneladas de abono químico de los campos?

Lo que me queda claro que nuestro río esta enfermo, el porque no lo se, pero si los insectos en general nos indican la calidad del agua de los ríos, el tricoptero nos esta demostrando con su ausencia que nuestro Jiloca no se encuentra muy bien de salud.

clip_image006[3] clip_image008[4]

Ante todo quiero dejar claro que estas líneas ni son ni pretenden ser una critica, sino una reflexión sobre el mayor tesoro que tenemos en Calamocha, El Jiloca, sin río no hay vida y aunque lo veamos guapo, hermoso y saludable, con sus riberas limpias (solo en el casco urbano de Calamocha) y su magnifico caudal, no nos debemos engañar, la naturaleza nos esta indicando todo lo contrario.

Nacho Bernardos

2 comentarios:

Chabier dijo...

La ausencia de estos bioindicadores son los auténticos síntomas de la situación del río.
Es muy importante la observación sistemática para obtener datos que permitan interpretar los cambios en los ecosistemas.

Jose dijo...

Como entomólogo, puedo aportar lo siguiente:

La calidad del agua no va siempre relacionada con la cantidad de insectos, pero si con la presencia o ausencia de estos. Además la calidad del líquido también guarda relación con el tamaño del animal, ya que a mayor contaminación, más crecerá.

En el caso particular de los tricópteros, soportan aguas de contaminación media-alta, pero no se debería juzgar la calidad del río sólo por su ausencia.

En las fotos aparecen dos familias diferentes Sericostomatidae e Hidropsychidae: El primero solo aguanta en aguas muy limpias (puntuación 10 de 10 en el índice BMWP') y el segundo soporta bastante mejor la contaminación (5 de 10).

¿Dónde están los tricópteros? Quién lo sabe, pero ya volverán.