Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

lunes, 18 de mayo de 2015

BROTAN LAS CEPAS EN EL PUERTO DE VILLAFELICHE

El Campo de Romanos está sometido a la erosión remontante desde una serie de barrancos y ramblas que inciden desde el valle del Jiloca, desde Cuencabuena hasta más allá de Langa. La disposición horizontal de los estratos y la alternancia entre calizas y margas permite la formación de un relieve con abundancia de muelas. En cada una de ellas, los materiales más competentes (calizas) protegen a los más blandos (margas) hasta que la erosión de estos últimos provocan el desprendimiento de los que los cubren.

CIMG1889

Este es el paisaje de Anento, un pueblo que día a día se hace más conocido. Pero también es el paisaje de Retascón, del pueblo de mis abuelos, el lugar donde pasé muchos veranos de mi infancia.

Retascón desde la carretera que sube al Campo Romanos. Foto: Aragón Televisión

Estas margas no son tierras muy feraces en comparación con las arcillas rojas de decalcificación (limolitas rojas 2) que se extienden entre Retascón y Mainar. Son pedregosas y afloran en laderas inclinadas de menor aptitud agrícola. En las inmediaciones del valle, en el contacto con los conglomerados silíceos que se extienden entre Villafeliche y Anento, algunos campos aún mantienen el cultivo de viejas viñas, generalmente de garnachas.

DSC_6911

Al cruzar el puerto de Villafeliche podían vérseles brotar tímidamente a las cepas. Recién podadas, con el aspecto de trasmocho enano, cada cepa se despereza produciendo pequeños brotes que pintaban de verde el tono crema de la tierra y el pardo de la despellejada cepa.

Cepas3

En los ribazos se acumulan los sarmientos. Se secarán al resol de agosto y servirán para alimentar las brasas de alguna comida familiar o de alguna cuadrilla de amigos. Ay ese aroma que deja el sarmiento en la carne de cordero …

DSC_6910

Mientras tanto, frenará la erosión en la cabecera del barranco y, tal vez, ofrezca refugio a alguna culebra o ardacho.

Este paisaje en mosaico con cereal, viñas, almendros, pinares, lastonares y barranqueras arcillosas forman parte de la identidad del Bajo Jiloca. Un paisaje de colores intensos y cambiantes en el tiempo. Estos días dominan los verdes y pardos.

DSC_6912

A disfrutarlos.