Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

viernes, 31 de octubre de 2014

TRAS LA FIESTA DEL CHOPO CABECERO EN BLESA Y HUESA DEL COMÚN (y II)

Más de trescientas personas se congregaron en Blesa y Huesa del Común el sábado 25 de octubre de 2014 bajo el lema “El agua, la vida de los viejos árboles”. En esta ocasión con una cierta contradicción por el nombre del río Aguasvivas y las peculiaridades del uso y manejo del agua del propio río que ha hecho que los árboles tuvieran que sufrir y adaptarse a su dura realidad.
PA250001
El carácter innegociablemente andariego de los participantes, y sus ojos grandes para ver y conocer nuevos pueblos y nuevos paisajes, sobre todo cuando te ofrecen lo mejor de sí mismos, junto con una organización en la que mucha gente implicada logra transmitir su riqueza patrimonial, natural y cultural, explica el éxito de la fiesta.
016
Las Asociaciones Culturales El Hocino, de Blesa, y Castillo de Peñaflor, de Huesa del Común, lo hicieron posible poniendo “lo mejor de sí mismos” como asociaciones y como pueblos; nos hicieron sentir “como en casa”, en una casa nueva, cálida, con olores, colores e imágenes diferentes, que pasan a ser parte de nuestro pequeño disco duro en torno al chopo cabecero.
1908452_10152300807856503_2540148775669272300_n
Ya la recepción, bienvenida y presentación de la VI Fiesta del Chopo Cabecero en la plaza de Blesa, apuntaba maneras... la furgoneta del panadero de Muniesa hizo corto con las tortas de manzana que acompañaron el cafecico y los abrazos de la gente que se encuentra después de un año.
PA250028
Nos habían organizado un recorrido increíble por la ribera del río Aguas Vivas subiendo el estrecho para disfrutar de la panorámica de El Hocino, entre chopos cabeceros y sauces trasmochos, con un manto de hojas verdes, ocres y amarillas. La belleza de los fresnos con sus gamas de color dependiendo de la sombra y el sol, de la juventud y la madurez, fue un descubrimiento. Un búho real nos dio la bienvenida; pese a la poca humedad aparente, había algunas setas de chopo, la vida de los árboles muertos.
PA250049
Nos fueron explicando los organizadores que nos acompañaban las vivencias de la infancia y la juventud vinculadas con el Hocino (da nombre a la asociación cultural de Blesa) y nos explicaron cómo en distintos momentos se ha entendido el uso del agua y del río, la litología de la zona que hace que las aguas desaparezcan, la generación de canales, acequias y sifones para aprovecharla, los trasvases y su repercusión, la adaptación de los propios árboles al stress hídrico, la riqueza faunística oculta a la vista, dentro de los árboles y en los propios canales; la escamonda o poda como forma de aportar longevidad al árbol, además del aprovechamiento de vigas y su utilización como energía calorífica… ¡toda la vida aprendiendo!.
10256806_10152300806246503_7886442329979009606_n
Llegamos hasta la Vega del Morenillo con su chopera de cabeceros y un paisaje de secano de gran interés ambiental. En el Hocino crecía espigado un azarollo cargado de frutos. Algunos cogieron manzanas de campos no cultivados, otros llevaban frutos secos, fue una parada y el inicio de la vuelta, aunque apetecía continuar hacia adelante, pero la escamonda y la recogida de los coches, hacía necesaria la vuelta por el mismo lugar.
CIMG5340
Los trepadores de la empresa Xilofor escamondaron un chopo cabecero. En esta ocasión, además, la orografía permitió que sus explicaciones “llenaran” el espacio y su “apellido” Selvicultura y paisaje, cobrara todo el significado en esa foto fija que fue la escamonda, con la gente repartida entre las dos laderas del inicio del Hocino. como en un escenario mágico, siguiendo sus evoluciones por el chopo. Lástima no tener más tiempo para haber seguido disfrutando en otro… los chopos vecinos –nos consta- también pensaban lo mismo. Es un árbol que esperamos reinicie su juventud brotando con fuerza en la próxima primavera.
CIMG5362
Ya en el pueblo visitamos el Molino Harinero, el Museo de la Carpintería y la herrería y la Iglesia de Blesa.
CIMG5371
Algunos, incluso, la brasería de “Ordio Minero”, la cerveza artesana.
No sólo fue la visita, sino las explicaciones de quienes han vivido estas pequeñas joyas del patrimonio de Blesa, donadas por sus propietarios para dar a conocer usos y formas de vida del pasado.
CIMG5379
Éramos muchas las personas que por primera vez nos acercábamos a Blesa y su paisaje, que ahora, tras conocerlo, es un poco de todos. Quienes lo conocían “de turistas” seguro que ahora lo viven de otra manera al escuchar las explicaciones y vivencias respecto al pueblo, el río, los árboles y los recuerdos de toda una vida vinculada al paisaje natural y humano.
1919620_10152300809311503_5472183607342076186_n
Se valoró especialmente la acogida dispensada por el pueblo y su esfuerzo para organizar la fiesta.
PA250082
En el recorrido en coche desde Blesa hasta Huesa del Común, vimos otra muestra de generosidad, dos pinchazos con ayudantes para cambiar la rueda.
Se hizo una parada para conocer el estado del río Aguasvivas y de los chopos cabeceros tras el desvío del caudal hacia el canal del embalse de Moneva.
DSC_4796
Como cuando ves cosas bonitas, “te vas quedando”, pues dejamos la visita de la ermita de Santa Quiteria para otra ocasión, hay que dejar algo para volver, aunque los recorridos que estamos haciendo en torno a los chopos cabeceros, tienen muchas más posibilidades de vuelta, porque en cada época del año presentan nuevos colores, nuevas formas, nuevos olores, nuevas sensaciones.
PA250118
La comida se hizo en el pabellón de Huesa del Común.
1525643_10152300813071503_486909675879475228_n
Un plato de paella de verduras con aceite de albahaca y otro de tacos de magro con tomate, regada con vino tinto de Muniesa de una variedad casi perdida que se está trabajando ahora y un trozo de tarta con cafecico/poleo.
10689903_10152300813126503_7077346443256482292_n
Mientras íbamos llegando, pudimos disfrutar de una cerveza roya/negra de la zona. Las fotografías correspondientes al primer Concurso de Fotografía sobre el Chopo Cabecero, organizado por el Centro de Estudios del Jiloca, con alta participación, estaban colgadas con carteles informativos donde se recogía el título, el autor y el lugar y fecha de la instantánea.
CIMG5383
La entrega de premios, mantenida en secreto total a juzgar por la alegría de los premiados y sus cuadrillas, se hizo tras la comida. Los entregaron Fernando Herrero y José María Carreras, del CEJ.
10671399_808000015912897_4816970984338556189_n
Después, se hizo entrega del título Amiga del Chopo Cabecero 2014, un homenaje a Helen Read por su trabajo en el estudio, la conservación y la difusión de los árboles trasmochos en Europa. Helen agradeció el título, la fiesta y el interés y trabajo de quienes comparten con ella estas inquietudes y animó a continuar con estos esfuerzos destacando el patrimonio que suponen los chopos cabeceros para el conjunto de Europa.
PA250189
Unas palabras de los presidentes de las asociaciones El Hocino, de Blesa, y Castillo de Peñaflor, de Huesa del Común y de la Alcaldesa de Blesa, completaron el apartado de agradecimientos y reconocimientos a quienes han hecho posible esta sexta fiesta.
PEH_10_2014_217
Y el final de fiesta volvió a ser musical, con un concierto del grupo Sintrom ni son, que además entonó bien cantado (como hacía Labordeta) el “Somos como esos viejos árboles” que ya se ha convertido en el himno de la fiesta
065
Y remató la fiesta el grupo Bucardo. Folklore Aragonés.
CIMG5393
que nos sacó a la calle para poder bailar y disfrutar de su música.
CIMG5399
Nuestra premiada Helen bailó de lo lindo.
Contamos con Manuel Fernández, un reportero de Canal +, que se interesó por la iniciativa y nos acompañó durante todo el día, quedándose gratamente sorprendido de la respuesta de la gente y de las actividades desarrolladas.
CIMG5315
Para los que disponían de tiempo, se terminó el día con una interesante visita guiada por Javier Martínez por las calles de Huesa del Común, mientras que los organizadores recogían la instalación del pabellón y algunos valientes se subieron al castillo.
PA250138
Una vez más, en esta ocasión en Blesa y Huesa del Común, hemos podido disfrutar de la seña de identidad turolense que son nuestros chopos cabeceros, de su fuerza, su porte, su belleza, de su importancia como biodiversidad y de su valor patrimonial, paisajístico, cultural y medioambiental. Los objetivos de la fiesta: aprender a querer, valorar y defender nuestro patrimonio, conociéndolo y poner en común la problemática y las acciones que se están llevando a cabo, además de la labor de sensibilización para poder reivindicar su conservación y soñar de forma colectiva un futuro mejor, se han cumplido gracias a todas las personas implicadas en la fiesta y especialmente a los participantes y los organizadores.
1780858_519510831484610_4653828452339852791_n
Cuando un grupo de personas se ponen a trabajar juntas en torno a algo que las une, las cosas salen así de bien. Anima a seguir llevando adelante esas pequeñas y grandes acciones que parecen poca cosa pero que salen del corazón y permiten que nuestros pueblos turolenses sigan estando vivos, aunque nos lo pongan difícil.
Texto: Pilar Sarto
Fotografías: Pilar Edo, Helen Read, Chusé Lois Hernando, Fernando Herrero, Rob McBride y Diego Colás.