Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

domingo, 23 de noviembre de 2014

MANIFIESTO EN DEFENSA DE LA LAGUNA DEL CAÑIZAR

La laguna del Cañizar fue un antiguo humedal de agua dulce situado en el Noreste de la península Ibérica. Hasta comienzos del siglo XVIII tuvo una superficie inundable de 1200 ha, con una profundidad máxima que superaba los 2,5 metros. Existen documentos antiguos que reflejan la importancia de esta laguna. Entre 1729 y 1732 se realizaron las obras de drenaje que supondrían la total desecación de la laguna y la puesta en cultivo de su lecho.

Tras una intensa labor de concienciación, en 2006 comenzaron las obras de recuperación del humedal. El fruto de estas actuaciones comenzó a verse a finales de 2008 con el llenado de parte de la antigua laguna. Desde 2009 hasta 2012, el nuevo Cañizar tuvo una superficie inundada de 360 ha a las que se sumaban otras 40 ha de prados húmedos limítrofes. Estas dimensiones la convirtieron en el segundo humedal de agua dulce más extenso del interior de la península ibérica, solamente superado por el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. Más de 200 especies de aves fueron inventariadas. Entre ellas destacaban algunas en peligro de extinción como la garcilla cangrejera (Ardeola ralloides) o el avetoro (Botaurus stellaris). Otra ave emblemática del Cañizar era la grulla (Grus grus). Apenas unos meses después del comienzo de su llenado ya se observó la presencia de hasta 4.200 ejemplares de esta especie en el paso migratorio post-nupcial. Un año después, la cifra ya ascendía a 10.000 individuos.

DSC_1989

A partir de 2012, intereses políticos locales, con la complicidad de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y sustentados en la oposición de parte de la sociedad local ante la intención de otorgar a este espacio una figura de protección, han propiciado que las compuertas que retenían el agua en la laguna permanezcan abiertas desde entonces. Así pues, este importante humedal europeo, refugio destacado para la migración de las grullas, vuelve a estar seco y su ecosistema en serio peligro.

Desde la comunidad científica europea exigimos una solución urgente ante el grave desastre medioambiental que se está produciendo en el Cañizar. La clase política debe de tomar decisiones que hagan compatible la existencia de esta laguna y el legítimo desarrollo humano de su entorno. Este camino debe ser recorrido, no solo en beneficio de la biodiversidad sino del propio ser humano.