Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

jueves, 20 de noviembre de 2014

UNA VIII EUROPEAN CRANE CONFERENCE … ENORME!

La European Crane Conference es un congreso que, desde su primera edición en Oroshaza-Kardoskut (Hungría) en 1985, reúne cada tres o cuatro años a los investigadores del European Crane Working Group, organismo formado por las personas que estudian a la grulla común (Grus grus) en los diversos países europeos.

La Asociación de Amigos de Gallocanta (AAG) participó por primera vez en la sexta edición de este evento científico que fue celebrada en Ortobágy (Hungría) en 2006 donde presentó una comunicación en la que se aportaban las observaciones obtenidas a través de la lectura de anillas a distancia de la grulla común en esta parte de Aragón. La experiencia húngara fue muy grata, tanto por la oportunidad de conocer a prestigiosos ornitólogos, y de aprender con ellos, como por la satisfacción de contribuir al conocimiento de la migración de la especie. Por ello participaron en la séptima edición que tuvo lugar en Rügen (Alemania) aportando un nuevo estudio sobre el papel de la cuenca de Gallocanta en la migración y la invernada de la grulla común. Con la experiencia adquirida, la AAG se postuló como entidad organizadora de la VIII European Crane Conference que se celebraría en 2014 en Gallocanta (Aragón). Ahí es nada.

Organizar un congreso científico internacional es algo muy complejo. Realizarlo en tiempos de vacas flacas y sin el respaldo institucional –ni la experiencia- de una universidad o de un centro de investigación es todavía más difícil. Sacarlo adelante en una localidad remota, alejada de la ciudad y carente de la imprescindible asistencia técnica es algo heroico.

DSC_8043

Sin apoyos económicos en firme, el equipo de grulleros se puso ante el reto que supone organizar un congreso científico en pleno medio rural. Lejos de todo. Pero cerca de … las grullas, de una laguna única y de unos paisajes excepcionales. Eso es trabajar por la ciencia, por la cultura y por los pueblos desde abajo, con la generosidad personal y el compromiso con la tierra como bandera.

Una labor titánica ejercida por el núcleo de esta asociación (en el que hay que destacar a las eficaces Amigas de Gallocanta) que incluía, desde gestionar el alojamiento de los congresistas repartidos entre los pueblos, a solicitar las ayudas a instituciones, editar los resúmenes de las comunicaciones, gestionar los visados de los conferenciantes rusos o conseguir a buen precio alimentos aragoneses para ofrecer a los visitantes, pasando por mil y una gestión que no llegan a verse desde fuera, salvo cuando falta o falla ese servicio. Multitud de pasos, multitud de llamadas o cartas, multitud de detalles.

A última hora un gran grupo de amigos, venidos de  pueblos cercanos  o de las lejanas Estonia o Escocia, fuimos movilizados para ayudar a rematar la faena.

Y llegaron los días. Casi un centenar de congresistas venidos de trece países, mayormente nórdicos, centroeuropeos, franceses y eslavos, pero también norteamericanos o japoneses. Treinta y cuatro ponencias o comunicaciones. Catorce posters.

Comenzaba un completísimo programa de actividades.

Las conferencias abarcaron una amplia variedad de temas. Se abordó el estudio de los cambios en las rutas migratorias o de las zonas de invernada en Europa occidental (distribución geográfica), el efectivo de diversas especies de grullas en diversos países (poblaciones), la relación con las prácticas agrícolas y los daños que causan (agricultura), los aspectos relacionados con la migración y las técnicas de seguimiento (migratología), la variabilidad de las poblaciones (genética) e incluso la relación con las culturas locales o con la educación.

Con informaciones relevantes. Como el del efectivo invernante de grulla común en Aragón y en la península Ibérica. Como las técnicas de los agrónomos suecos para mitigar los daños. Como las nuevas tecnologías para hacer seguimiento de las aves. O como que las compensaciones por grulla suponen el 75% del presupuesto de las medidas agroambientales en Aragón. Jornadas maratonianas con muchas cosas que decir y poco tiempo. Las conferencias fueron el motivo central de la conferencia.

Vídeo musical elaborado por Calamocha TV

Y actividades paralelas. Salidas al campo al amanecer o al crepúsculo para ver a las grullas. La gran sorpresa para los congresistas fue el poder contemplar a sus bien conocidas aves en un marco paisajístico, el de los secanos cerealistas y los amplios horizontes deforestados, completamente diferente al que ellos conocen. O para recorrer los cañones calizos del río Mesa, con sus poblaciones de aves rupícolas, otro paisaje inusual para las gentes del centro, este y norte europeo.

Y tiempos para el enriquecimiento cultural. La visita a la monumental ciudad de Daroca, esa joya medieval por descubrir …

y a la exposición del pintor Carlos Pardos ...

La proyección de la exposición fotográfica de Uge Fuertes  y Rodrigo Pérez o la del documental sobre la invernada de las grullas estonas en Etiopía. El concierto “Grullas, grallas y grillos” del grupo Lahiez o la degustación de vinos de Cariñena o de Jamón de Teruel.

1982073_533791436757540_3115336730837570752_n

Los bachilleres de nuestra comarca también tuvieron la oportunidad de conocer desde dentro cómo funciona un congreso científico y de practicar en directo con listenings reales.

DSC_3812

E incluso, de forma sobrevenida, fue presentada una experiencia educativa de fomento de la investigación centrada en la invernada de la grulla común que había sido realizada hace un par de años por estudiantes del IES Valle del Jiloca.

DSC_3968

La clausura tuvo lugar con la lectura de unas entrañables palabras de agradecimiento desde Amigos de Gallocanta a las personas, empresas e instituciones que finalmente han colaborado en el exitoso desarrollo del congreso y con un homenaje a dos personas que, desde hace décadas, trabajan por el estudio, la difusión y la conservación de la laguna y sus grullas: Antonio Torrijo y José Miguel Pueyo.

DSC_0205

La VIII European Crane Conference ha tenido múltiples y variados impactos en la zona.

Una evidente promoción de los valores naturales y culturales entre una nutrida representación de personas con una alta capacidad de influencia entre sus comunidades de origen. Para muchos, Gallocanta y Aragón eran dos nombres. Ahora son vivencias personales. Observar las bandadas de grullas y el atardecer sobre la laguna a través de la cristalera del centro de congresos durante el desarrollo de un congreso científico ha sido para muchos una experiencia única.

DSC_9297

Una repercusión económica. Directa, como los alojamientos y manutenciones durante estos días, los alimentos de calidad y otros detalles que han adquirido como recuerdo. E indirecta, como futuras vistas particulares u organizadas. Recuerdo la solicitud de información de un guía sueco por espacios naturales con riqueza en mariposas a los que traer a grupos de fotógrafos de su país. Turismo de la máxima calidad. Esto es invertir.

Un impacto científico. Presentar nuestros conocimientos. Aprender de los ajenos. Contactar con especialistas. Esta conferencia posiblemente ha sido el evento científico de mayor alcance internacional que se ha celebrado nunca en estas dos comarcas. Y lo que ello supone en la formación de nuestros estudiantes ….

image

Y un impacto social, por lo que supone comprender y hacer propio el interés de la comunidad internacional por los paisajes y la cultura de nuestro entorno. Un cambio de mentalidad en la comunidad local imprescindible si de verdad queremos promocionar nuestro patrimonio y ponerlo en valor. Lo primero que tiene que ocurrir es creérnoslo nosotros mismos.

La VIII European Crane Conference ha sido un rotundo éxito. Una iniciativa que ha salido adelante gracias a la ayuda de particulares, empresas e instituciones que han creído en el proyecto y en las personas que había detrás, pero sobre todo por el trabajo generoso y la perseverancia de Amigos de Gallocanta, un equipo de Batalladores.

Fotos: Javi Julve y Turismo de Campo de Daroca.