Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

sábado, 20 de septiembre de 2014

ESTRAMONIO EN LOS RIBAZOS

El estramonio (Datura stramonium) es una de esas plantas herbáceas que florecen bien entrado el verano y que podemos reconocer fácilmente en nuestros paseos entre los campos. Es muy común en los ribazos de los panizos, como ocurre entre Calamocha y Fuentes Claras, pero en Caminreal lo es todavía más en los campos de secano que llevan algún año sin labrar.

Pertenece a la familia de las Solanáceas, una familia con platas de gran interés farmacológico como el tabaco, la belladona, el beleño o para la alimentación humana como el pimiento, el tomate o la patata.

Es una hierba fuertemente olorosa que alcanza entre medio y un metro y medio de altura. Tiene las hojas grandes, de hasta 20 cm, de contorno oval y agudo, algo lobuladas y con un largo peciolo. Tiene unas flores solitarias que tienen una corola blanca con forma de tubo de hasta 8 cm de longitud y un cáliz verde pentagonal.

DSC_9366

Tiene un fruto en cápsula con recias espinas que, al madurar, abre su cáscara dividiéndose en cuatro valvas, que recuerdan a las castañas, en cuyo interior se forma un gran número de pequeñas semillas con forma de riñón y de color marrón oscuro. En la comarca son conocidos como cañamones del diablo, pronto veremos por qué.

DSC_9367 

Fruto de estramonio en formación

El estramonio es una planta procedente de las regiones meridionales de América del Norte, especialmente de México, de donde fue traída a Europa por los conquistadores españoles a finales del siglo XVI. Se ha naturalizado desde entonces por casi todo el continente y por el norte de África extendiéndose en tierras de labor, ribazos, escombreras, márgenes de caminos, taludes, etc.

Comienza a florecer durante los meses agosto a octubre siendo entonces fácil de reconocer.

Toda la planta es tóxica, muy tóxica. Incluso mortal. Especialmente los tallos jóvenes, las hojas y las semillas. Contiene una gama de diversos alcaloides, compuestos orgánicos que tienen potentes efectos en el funcionamiento corporal. En concreto, contienen hiosciamina …

una sustancia que bloquea el sistema nervioso parasimpático, el componente del sistema nervioso autónomo (responsable de las funciones y actos involuntarios) que se encarga de recuperar y producir la energía que requiere el organismo.

Contiene también atropina …

otro compuesto perteneciente a la familia de los alcaloides, con efectos parasimpaticolíticos, es decir, bloquea los receptores de la acetilcolina por lo que reduce las secreciones glandulares y evita la estimulación de la musculatura lisa presente en numerosos órganos internos.

Y, además, también contiene escopolamina …

otro alcaloide, esta vez, con actividad sobre el sistema nervioso central que se manifiesta con efectos hipnóticos y alucinógenos.

Son sustancia muy activas por lo que su consumo debe realizarse bajo control y con prescripción médica pues son tóxicos en dosis no terapéuticas.

Por vía externa se administra como pomadas, linimentos o bálsamos como anestésico local. Se ha recogido su uso popular para aliviar los agudos dolores de muelas. Por vía interna, reduce la contracción de la musculatura lisa, es parasimpaticolítico y seda el sistema nervioso central.

Es una planta que suele causar intoxicaciones en personas, especialmente niños, que consumen inconscientemente sus semillas, pero también entre agricultores que contienen estramonio entre sus cultivos. En el Norte de África, se mezclan las hojas y las semillas con el kif , excrecencia epidérmica del cannabis, o en infusión por su efecto alucinógeno lo que ha llevado a jóvenes occidentales a incluirlo entre las sustancias estupefacientes ocasionando regulares intoxicaciones e incluso muertes.

Los animales domésticos la evitan por su fuerte olor y su desagradable sabor, aunque si las semillas o la planta se incluye en el heno consumido les ocasiona intoxicaciones.

DSC_9365

Hay que pensar la probabilidad de que alguna de estas plantas sea cortada por la cuchilla de las cosechadoras del panizo y que sus semillas se incorporen a las tolvas junto a los granos del cereal.

Son plantas que hay que conocer.

3 comentarios:

JESUS dijo...

Ya al oírlo por la radio, daba cierto miedo, y como una imagen vale más que mil palabras, oído,leído y visto, todavía más..Vamos, que si doy con una, ni me acerco a fotografiarla.

Recuerdos

Fer dijo...

Es muy conveniente conocer estas plantas. El alejamiento progresivo de la sociedad hacia el campo hace que estas y otras plantas pasen desapercibidas, como otras tantas, pero por la potencial peligrosidad que tienen deberían ser conocidas y explicadas en campañas de divulgación para evitar intoxicaciones que pueden llegar a ser extremadamente graves.

Jesús, la planta es bonita, los frutos con su cápsula de pinchos... La verdad que es una planta que atrae desde el punto de vista de la fotografía, quizá por ese puntito exótico que tiene justo ahora que el resto de las plantas ha terminado su floración.

Un abrazo y... otro año que nos quedamos sin setas y sin rebollones. Habrá que ir a por endrinas, a ver si hay.

JESUS dijo...

No te falta razón. Me fijare cuando tenga ocasión de pasear por allí.

Hoy medio Castellón esta en el monte, buscando rebollones, ayer ya cene, el vecino del primero me subió un puñado,así que en unos días le bajare borraja. Y esta tarde imagino llegara Miguel con el cesto lleno de rebollones, y empezaremos el jamon y cenaremos y comeremos y lo que sea menester.

Y como no se creen nada de lo que les digo, que "por alla arriba no hay rebollones", en unos dias los tendran a todos por alli.

REcuedos a la familia