Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

martes, 9 de septiembre de 2014

NIEBLA MATINAL EN EL JILOCA

Siete y media de la mañana. Temperatura de 11,6 ºC y humedad relativa del 98%. El cielo está despejado y no hay viento. La Luna, redonda como un pan, se pone sobre los montes de la Cañada de Santa Bárbara. Aún no ha salido el sol.

Ayer cayó una ligera tormenta. No llegó a correr el agua por las calles. Se la bebió el polvo. Pero ha refrescado la noche.

La vega del Jiloca ha aparecido cubierta por unos dinámicos jirones de niebla …

DSC_5924

que, lejos de desdibujarse con el tiempo, han ido a más como puede verse en esta otra imagen tomada un cuarto de hora después.

DSC_5925

Según veo en La garita del Jiloca, es la primera niebla matinal estival en Calamocha. Un signo de que el verano va llegando, poco a poco este año, a su final.

Mientras tanto, los panizos imparables. Agua y calor, lo que les gusta.

2 comentarios:

JESUS dijo...

He colocado la primera de las fotos como fondo de escritorio, si algo echare de menos siempre, será el mirar al cielo buscando Santa Barbará, para ver el tiempo.

Aún tardaran en llegar los días de invierno, aunque como diría tu vecino Manuel “así debía hacer todo el año”, otro día lo recordare.

Llegara el frio y a falta de donde mirar estare pendiente de la Garita.

Aún tardara, pero pronto, todo pardina

http://recuerdosdecalamocha.blogspot.com.es/2011/10/todo-pardina.html

Recuerdos

Fer dijo...

Las señales de que el verano llega a su recta final son inequívocas. Las nieblas del fondo de valle son una de ellas, y es que las temperaturas nocturnas son cada día un poco más bajas y la humedad en el ambiente alta.

A ver este año qué inercia lleva el verano en nuestras latitudes. Durante los últimos años el frío ha tardadado mucho en llegar y las primeras heladas nocturnas han sido muy tardías. De momento a corto y medio plazo se esperan lluvias, que no serán muy importantes.