Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

martes, 18 de mayo de 2010

UNA MAÑANA DE MAYO EN LA PARAMERA DE BLANCAS CON ALEX ONRUBIA

Cerramos el Curso de Ornitología Práctica de Gallocanta y las Tierras del Jiloca por nuestra zona esteparia más emblemática: la loma de Blancas.

En los páramos que hacen de divisoria de aguas entre la cuenca de Gallocanta y el valle del Jiloca vive una interesante comunidad de aves esteparias que fue el motivo de la última jornada de campo.

DSC_7660

En nuestro grupo, Alejandro Onrubia nos introdujo en la ecología y en la historia natural de este grupo de aves tan especializado a sobrevivir en un medio expuesto y sometido a fuertes limitaciones ambientales. Por ello, la variedad no es muy alta.

DSC_2026

Comenzamos el paseo junto a la cantera situada junto a la pista que une Torralba de los Sisones y Blancas. La mañana era muy fresca pero soleada. El suelo estaba húmedo aunque no había charcos. Los gamones formaban manojos de hojas aunque todavía no emergía el cogollo de la inflorescencia. Los Narcisus assoanus habían concluido su floración aunque las Fritillarias comenzaban a hacerlo.

DSC_2028

Las terreras comunes fueron las primeras en dejarse ver con sus vuelos cortos y cantos característicos. Sobre el suelo, correteando entre los toyagos estaba el bisbita campestre, también migrante transahariano que acaba de llegar para la reproducción.

Entre la corta vegetación de la paramera también había cogujada montesina. Sobre las pequeñas matas eran muy manifiestas las collalbas rubias y sobre alguna pequeña carrasca, la alondra totovía.

Navarrete

En vuelo migratorio hacia el norte pasó un adelantado abejero europeo. Alejandro nos había advertido de la irrupción masiva durante el día anterior del contingente en paso por el estrecho de Gibraltar. Así mismo, también volaban raudos grupos de golondrinas comunes y de vencejos comunes, aprovechando esta ventana dentro de la inestabilidad y posiblemente barruntando los días de frío cierzo que estaban por llegar. Un tardano esmerejón cruzó en vuelo de caza por la loma.

GANGA ORTEGA MACHO Y HEMBRA

Pareja de turras. Foto: Rodrigo Pérez

Varias parejas de ortegas (turras) cruzaban el cielo, bien levantadas por nosotros o por el grupo de José Miguel que se movía algo  más al sur. Un zorro se escondió rápido al ser descubierto y pudimos verlo un buen rato.

Al levantar alguna piedra se encontraron sendos sapos corredores, guarecidos bajo la losa pero no muy enterrados por la reciente actividad durante las pasadas noches con lluvia.

DSC_2030

Además vimos chovas piquirrojas, cuervos, y pardillos. Sobre las cerradas de piedra, alguna pareja de collalba gris. Y el canto de la abubilla, un poco por todo.

Al acercarnos a los sembrados vimos alguna alondra común.

No tanta suerte tuvimos como José Miguel que, buen conocedor del terreno en la distancia corta, encontró el cantadero de sisón con el macho y dos hembras, que hicieron la delicia de su grupo. Además, pudieron ver calandria común, triguero, gorrión chillón, alcotán y cernícalo vulgar. Para rematar, aún pudieron ver una víbora hocicuda.

12043087YM

Sin embargo, la sorpresa (no tanto en teoría) de última hora vino de la mano de un rocín que cantó, aunque no llegamos a ver, junto a nosotros.

1 comentario:

Diego dijo...

Seguro que muchos hemos seguido con atención las crónicas de este curso, para el próximo año ampliad el cupo que algunos igual repetimos pero ya de forma presencial. Gracias.