Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

domingo, 21 de diciembre de 2014

¡FELIZ NAVIDAD!

La manzana ha sido durante generaciones la fruta del invierno. Manzanas de numerosas variedades: reinetas, verde doncella, heladas, esperiegas, camuesas …. Manzanos que se cultivaban en los huertos, en los ribazos o junto a las casas en el campo. Manzanas que eran guardadas sobre el suelo en los graneros, en donde infundían una aroma inolvidable que asociabas al frío de aquellas estancias y a tu infancia. Manzanas que eran el humilde postre de las comidas invernales hasta que llegaron las naranjas, tan ricas, tan exóticas …

El manzano es una especie de árbol de tierras altas. Un árbol que requiere de la exposición al frío durante un periodo prolongado para que despierten sus dormidas yemas, tanto las vegetativas como las de flor, para que el desarrollo primaveral sea exitoso. En la región mediterránea, es un árbol que prospera en los valles de las cordilleras.

Desde Natura Xilocae queremos compartir con los amigos y amigas de esta bitácora la imagen de una manzana, una preciosa preciosa acuarela de Dominique Mansión, con esta idea.

Los días de atardeceres fríos, de días con pocas horas de luz, días de reencuentro en casa con los mayores y los más jóvenes, tardes de tertulia en un bar con aquel amigo que no ves desde hace tanto, días para llamar a aquella otra persona de la que casi nada sabes, de paseos solitarios por el bosque en el atardecer, mañanas de rosada sobre las coles del huerto … Días y noches así son necesarios para seguir desarrollando nuestros proyectos -nuestros frutos- en los meses venideros de 2015.

Navidad 2014

En nuestro caso también queremos invitaros a colaborar en una aventura como es la de compartir, mediante la palabra y la imagen, vuestras observaciones, actividades y reflexiones sobre la Naturaleza de este rincón de la cordillera Ibérica que es el valle del Jiloca y las montañas de su entorno, tan discretas, tan hermosas, tan desconocidas … pero también de todo aquello que observamos –y nos sorprende o nos hace pensar- en cualquier lugar del planeta durante nuestros viajes y estancias. Ya sabéis, lo local y lo global. 

Este blog pretende ser  un medio de difusión de las muchas iniciativas de estudio, divulgación y conservación del medio natural que se están haciendo en estas comarcas aragonesas, una guía de campo para compartir aquella observación que nos ha emocionado, Pero también una herramienta para reflexionar sobre nuestra relación con la Tierra, con los ojos y oídos atentos a lo que ocurre en cualquier lugar del mundo, pero con nuestra acción volcada en este difícil y hermoso territorio. Un hilo más de la red global que trabaja hacia el cambio de modelo …

En estos días señalados, en torno al solsticio de invierno para unos o a la Navidad cristiana para otros, queremos que el año que comienza venga colmado de energía y la ilusión para sacar adelante vuestros/nuestros proyectos, esas manzanas que cada cual produce, y que entre todos iremos haciendo crecer a lo largo de 2015.

Para todos … ¡Feliz Navidad!

3 comentarios:

museo casa codes dijo...

Genial articulo, por aqui por la sierra de albarracin, la manzana tambien es un bien muy preciado, tenemos una fuente documentada en un pergamino del siglo XIII en el cual ya se le llama asi, la pomaradilla, nombre interesante, y bueno, en un supuesto hipotetico e imaginario, seria genial encontrar ese templo romano dedicado a Pomona, nuestra diosa de la fruta, un abrazo

JESUS dijo...

Feliz Navidad.

Y el olor a manzana asada al abrir la puerta de casa al llegar de la escuela en invierno. Manzanas asadas al fuego en aquellas ollas que tenían un agujero en el centro. Los mayores las rociaban con un poco de coñac,...

Los graneros repletos, ni una sola manzana debía quedarse en el árbol.

Aunque a los zagales nos gustaba ya más la naranja, pelada y cortada como si fuese una piña, con azúcar y un poco de moscatel.

De vez en cuando al Barrio llegaba una furgoneta matricula Valencia, pitaba, salíamos y cambiábamos cestos de patatas por cestos de naranjas.

Feliz 2015

Cada año cuando renuevo la suscripción a la National Geographic, pienso, no sé por que lo hago, teniendo tan a mano el Blog Natura Xilocae. Bueno, a seguir así y gracias.

Recuerdos.

Y sin duda lo mejor de las manzanas era el ir a cogerlas:

http://recuerdosdecalamocha.blogspot.com.es/2011/05/remolque.html

Aquella tierra de Calamocha es lo mejor que hay, y más ahora que por el momento “acompaña el tiempo”, muestra de lo cual tengo la terraza hasta arriba de acelgas, borraja, lechugas, por supuesto manzanas, puerros y hasta algún tomate. Ya ves, tomates del Ventorrillo en Navidad.

JESUS

Fer dijo...

Feliz Navidad a todos!

Jesús, no sé cuánto hace que no veo un copo en estas fechas. En Zaragoza aun estamos cogiendo fresas del hortal urbano... Esto me recuerda a las navidades calurosas del hemisferio sur... Eso si, con algún hielo que otro por el poblado. Pero poco, muy poco.

Nada que ver con los ochenta... Ni los noventa... Ni siquiera los dos mil...