Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

lunes, 25 de julio de 2016

ARTE Y GEOMETRÍA EN LAS SALINAS DE OJOS NEGROS

Las salinas son un aprovechamiento minero de lo más singular. Las salinas de interior, todavía más. Como la de Ojos Negros.


Las aguas que se infiltran en las calizas del Jurásico Inferior (Lias) se encuentran con materiales impermeables como son las arcillas y margas de vivos colores ricas en yesos y otras sales del Triásico Superior (Keuper). El agua, antes de aflorar en un manantial, disuelve algunas de estas sales al permanecer en contacto con los materiales triásicos.


Este manantial, además de ser un lugar de interés hidrogeológico, reúne otros valores naturales y culturales.


Crea condiciones apropiadas para el desarrollo de una comunidad de plantas halófilas entre las que están presentes especies de gran interés biogeográfico y ecológico, muchas de ellas tienen áreas de distribución muy restringidas y alejadas.


Las salinas de Ojos Negros tienen una larga historia de aprovechamiento que, muy posiblemente se remonte al periodo celtíbero y, a pesar de la ausencia de fuentes, se continúe en periodo romano y árabe. De lo que sí que hay registro es de su gran importancia económica para la Corona de Aragón desde la Baja Edad Media. Esta información y mucha más puede encontrar en la entrada de Xilocapedia que recomendamos leerlas.

Hace un par de semanas, en una calurosa mañana de domingo, fuimos a visitarlas con Rosa y Fran .

Puse mi atención en las piedras de las eras. Predominaban las cuarcitas, cantos desprendidos desde el inmediato macizo paleozoico de Sierra Menera, pero también había areniscas y calizas. Presentaban distintos colores pero tamaños similares, las más con formas poligonales, irregulares, eso sí. Formaban conjuntos armoniosos.


Sin buscarlo (¿o tal vez sí?), los constructores de las salinas, al preparar el suelo impermeable de las eras, habían conseguido crear belleza con su trabajo.


De nuevo vemos una aproximación al land art. Eso sí, desde la utilidad y la sencillez.

Carmen puso el acento en los suyo, en las Matemáticas. En este caso, a través de la Geometría.

Nos llamaron la atención el paralelismo de las tablas de madera que formaban los conductos de distribución del agua salada hacia las balsas ...


Líneas tan paralelas como las de los pasillos que separaban las balsas de evaporación ...


Cada dos balsas disponían de una porción empedrada donde se situaba el operario para realizar los trabajos. Compartiendo una porción de cada balsa se formaba un triángulo. Un triángulo equilátero.


Triángulos, a su vez, rellenos de un empedrado que, a su vez, era un conjunto de polígonos irregulares. Otras veces tapizados de céspedes de gramas halófilas.


Triángulos con la base alineada con una de las paralelas del pasillo. Y con un segmento saliente del vértice opuesto. Armonía en la disposición de los elementos.

 
En estos días de verano en los que no se sabe muy bien qué hacer en el pueblo, escápate hacia Sierra Menera y disfruta con la belleza de lo pequeño.


Descubre (o redescubre) la belleza de las salinas de Ojos Negros.