Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

jueves, 1 de mayo de 2014

SACANDO EL COMPOST

En casa tengo un compostador artesano. Con cuatro palés, unas varillas de hierro, unos cables viejos y unos sacos de plástico abierto preparé hace unos años un espacio en el que voy acumulando los restos degradables de la cocina, el serrín de hacer leña y las hierbas que arranco del huerto.

DSC_4551

A veces le echo algún saco de sirle y, en verano, algún riego, además de cubrirlo con unos plásticos y unas tablas para que se mantenga la humedad. Los restos vegetales se van descomponiendo por la acción de las bacterias, protozoos, hongos, insectos, lombrices, caracoles y otros organismos que encuentran como alimento estos residuos.

Al final del invierno se obtiene un compost maduro con algo de materia mineral y mucha materia orgánica, más o menos descompuesta.

DSC_4552

Las partes más leñosas, sobre todo si no está muy humedecidas, son más resistentes y necesitan dos temporadas.

Allá por el mes de marzo, una vez he labrado el huerto, lo descubro y lo saco con la horquilla para echarlo sobre la tierra. Esta primavera llevo algo de retraso y he aprovechado estos días de vacaciones.

Es divertido pues siempre encuentras algunos animalillos que viven el el compost. Sobre todo lombrices …

DSC_4556 

… arañas …

araña

… y larvas de escarabajo …

DSC_4561

Con el carretillo lo voy dejando en montones sobre el huerto para después esparcirlo …

DSC_4562

… y después labrarlo. Me gusta dejarlo algún día así. Me parece armonioso. Y también al colirroyo, mirlo y al ruiseñor que acuden por las mañanas a picotear laguna presa que ha quedado a la vista.

Todo menos comenzar a plantar el hortal, que aún puede pasar de todo. No hay prisa.

2 comentarios:

JESUS dijo...

Que envidia, a pesar de tener todo tipo de abonos y demás a mano, para el poco huerto que tengo, me costo dios y ayuda conseguir el fiemo de toda la vida, a cambio de, bueno mejor no digo nada que luego todo se sabe.

Logre así el fiemo y la cosecha ha sido algo mejor, ahora ya por aquí hace demasiada calor y las hormigas se comen todo.

Estos días pasado le lleve a primo, devenido en agricultor ecológico un acelerante para el compost, veremos que tal le va.

Recuerdos

La vista de la tierra monton a monton, relaja, es el principio de todo. Que el tiempo os acompañe

Fer dijo...

Por aquí las tomateras ya tienen un palmo y pico de altura, son tomates calamochinos. Los cherry amarillos van muy tardíos, las primeras plantas no salieron y tuve que tirar de material de tomate seco del año pasado. El año pasado allá por mayo ya casi tenía la primera cosecha.

Voy a poner un poco de orden en el mini hortal y unas lechugas, aprovecharemos la mañana al sol! Saludos!