Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

viernes, 26 de junio de 2015

POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

¿Qué tiene que ver la oposición a una mina de arcilla en un pueblo de Teruel con el recorte a la libre expresión?

Recorrido por una siniestra historia que empieza en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Teruel y acaba en el Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo.

Querido lector, vaya por delante que esta historia es real, bien real, y que comienza en un triste juzgado de lo contencioso-administrativo de Teruel allá por 2009…

Acto 1º. Aquí siempre gana el poderoso… con razón o sin ella

La multinacional WBB-SIBELCO deseaba abrir una mina a cielo abierto de arcilla en Aguilar del Alfambra, y su Ayuntamiento estimó que el proyecto requería de una Evaluación de Impacto Ambiental.

DSC_6352

Cantera de arcilla de Galve. Los recursos naturales de Teruel siguen generando su valor añadido en otras tierras mientras que su explotación causa una altísimo impacto ambiental. La respuesta social ya ha empezado en pueblos como Aguilar.

La multinacional se querelló y la titular del juzgado de lo contencioso-administrativo de Teruel le dio la razón. Su decisión se fundamentó en un peritaje judicial, del cual, un informe de la Fiscalía General del Estado concluyó posteriormente que:

[…] hay carencias importantes en cuestiones de gran importancia, que obligan a considerar que esta pericial es insuficiente en su desarrollo e imprecisa en los resultados […] la pericial no da ninguna precisión y no debería admitirse.

¿Pasó algo? Sí, que en la apelación del Ayuntamiento el Tribunal Superior de Justicia de Aragón volvió a dar la razón a la multinacional. Bueno, eso y que la Plataforma Aguilar Natural, una asociación local, publicó una carta abierta en el Diario de Teruel en la que criticaba la sentencia del contencioso-administrativo.

Acto 2º. En España hay ministerio de justicia como en Bolivia de la marina

La carta se publicó y la Fiscalía de Teruel, con su fiscal jefe a la cabeza, acusó por haber injuriado a la titular del juzgado de lo contencioso-administrativo, no a la Plataforma, la responsable de la carta, si no a sus portavoces, que como tales la firmaron para que pudiera ser publicada. ¿Un procedimiento extraño? ¿Un escarmiento? Lean la observación de un magistrado del Tribunal Constitucional:

[…] la entrada en juego del Ministerio Fiscal, en una circunscripción no muy amplia, planteando ante otro órgano nada alejado la posible injuria contenida en la crítica formulada, no constituiría precisamente un homenaje a la exigible imparcialidad objetiva, que excluye toda apariencia de corporativismo.

¿Y cuál fue el resultado? Los portavoces de Aguilar Natural fueron condenados en primera instancia (juzgado de lo penal nº 1 de Teruel) y en segunda (Audiencia Provincial de Teruel), por un delito de injurias graves hechas con publicidad al pago de una multa de 4.800 € y de una indemnización de 6.000 € a la Sra. jueza de lo contencioso-administrativo, y a la publicación de la sentencia en el Diario de Teruel, lo que acabó costando cerca de 3.000 €.

Acto 3º. De cómo la judicatura española se convirtió en incriticable

¿Pero realmente en aquella carta había injurias? Los portavoces plantearon un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por ver lesionado el derecho a la libertad de expresión, que fue admitido (cosa poco usual) y que (de forma aún más extraordinaria) contó con el apoyo de la Fiscalía de dicho Tribunal:

Ni en la sentencia de instancia ni en la de apelación se justifican las razones por las que se considera que las intromisiones al honor sean graves […] todo el contenido de la carta tiene por objeto no tanto cuestionarse la profesionalidad de la juzgadora como su falta de acierto en este caso concreto y lo hace de forma crítica y con motivación, no acudiendo a descalificaciones […]

Aunque esta Fiscalía pedía otorgar el recurso de amparo y reconocer el derecho a la libertad de expresión, la sala Primera del Constitucional que decidió optó por lo contrario… aunque con dos votos particulares contrarios a esta decisión.

Como si fuera un partido de fútbol, por un resultado de 3-2 se sentó jurisprudencia: desde abril de 2015 los jueces gozan de un privilegio, son incriticables. Y lo son puesto que el origen de todo es una carta en la que no había descalificación alguna. Así lo entendieron también los dos magistrados que emitieron votos particulares, quienes, además, advirtieron del perjuicio que se seguía para toda la sociedad:

[…] las circunstancias del caso hacen que una condena de esta naturaleza resulte disuasoria para el ejercicio del derecho fundamental a la libertad de expresión […] hace imposible en la práctica, la crítica libre de las decisiones judiciales […] convierte las decisiones de jueces y magistrados en un objeto excluido del debate público. Ni que decir tiene que este no es el panorama más deseable para el mercado de las ideas ni para la democracia misma.

Acto final sin desenlace escrito

Los portavoces de Aguilar Natural van a recurrir al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Esperan encontrar en el extranjero la justicia que no han tenido en España.

Mientras tanto, la ejecución de la sentencia prosigue. La Plataforma Aguilar Natural, responsable de la carta, asume sus costes, pero es una asociación pequeña de un pueblo pequeño. Económicamente está al borde de la ruina, por eso apelamos a ti…

Todo empezó por la oposición a un proyecto minero perjudicial para un pequeño pueblo de Teruel, pero por el camino a todos, a todos, se nos ha recortado el derecho a la libertad de expresión. Ayudarnos es ayudarte a ti mismo…

Puedes apoyar esta movilización y contribuir al pago de los costes de la sentencia a los miembros de la Plataforma Aguilar Natural, por expresar su opinión en pro de un futuro para su pueblo, haciendo una donación a través de la siguiente cuenta bancaria:

CAJA RURAL DEL TERUEL: ES_92 3080 0048 9621 4298 2418

clip_image002[4]

Más motivos para apoyar a Aguilar Natural

Merece la pena colaborar con Aguilar Natural porque, además, en íntima colaboración con el Colectivo Sollavientos y otras asociaciones del Teruel interior ha desarrollado gran número de iniciativas para el futuro de esta tierra y sus gentes. Estas son algunas de las más importantes que ha llevado a cabo, promovido o contribuido a realizar:

Chopo cabecero: creación del Aula Ambiental del Chopo Cabecero, redacción del borrador para un Parque Cultural, organización de la I Fiesta del Chopo Cabecero, Manifiesto en defensa del chopo cabecero, participación y podio en el concurso Árbol Europeo del Año, elaboración de material escolar, etc.

Promoción de la cultura y medioambiente: red de rutas senderistas y BTT de Aguilar del Alfambra, Jornadas Científico-Culturales, Manifiesto por una Nueva Cultura de la Tierra, publicación de la revista Aguilar Natural, plantadas de árboles, promoción del inventariado de árboles singulares y lugares de interés geológico, restauración de fuentes y muchas más…

www.aguilarnatural.com

https://es-la.facebook.com/pages/Plataforma-Aguilar-Natural/102001196589823

Plataforma Aguilar Natural