Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

miércoles, 10 de junio de 2015

CIENCIA CIUDADANA EN LA SIERRA DEL POBO

Desde hace dos años se han iniciado varios proyectos de ciencia ciudadana en torno a la Sierra de El Pobo. Aun cuando la revolución informática ha facilitado a los investigadores la labor de gestionar miles de datos, por lo general en la naturaleza estos deben obtenerse tomándolos directamente en el campo. Desde el inicio de la ciencia los investigadores han debido recurrir a una red de colaboradores que les facilite la labor de recogida de datos. El incremento de aficionados a la naturaleza ha posibilitado  tejer esa red de intercambio de información con los científicos, y éstos a su vez han facilitado la formación de aquellos. Esta  simbiosis ha posibilitado la elaboración de censos de fauna y flora cubriendo gran parte del territorio.

Ya hace unos años colaboramos con SEO-BirdLife en la elaboración de censo de aves invernantes de España, aportando datos del LIC de Castelfrio.

Tras publicarse en la Revista Quercus (nº 335) el artículo “Redes de seguimiento de mariposas”, el año pasado nos sumamos al proyecto de la Red de Seguimiento de Mariposas en España  (BMS-ESPAÑA), coordinado en España por el profesor de zoología de la Universidad Autónoma de Madrid y Chairman de Butterfly Conservation Europe, Miguel López Munguira.  Uno de los transectos en los que colaboramos se sitúa en el  área del Portichuelo  del monte de Castelfrio.

Nuestro primer año de experiencia ha sido muy gratificante. Las 28 visitas realizadas, una visita semanal entre el 1 de Marzo y el 30 de Septiembre,  nos han permitido conocer la población de lepidópteros de este Lugar de Interés Ambiental de la UE, incorporado a la RED NATURA 2000. Nos ha sorprendido ver mariposas que desconocíamos existían en este lugar, y hemos citado hasta 72 especies. También es destacable la concentración de ejemplares determinados en momentos puntuales: Aporia crataegi, Gonepteris rhamni, Lasiomata megera, Hiparchia semele, Melanargia lachesis, Arethusana arethusa..., así como diversas especies de Lycanidae, las pequeñas mariposas azules. Queremos destacar como significativo: el haber detectado la presencia de  Erebia zapateri; la explosión en el mes de  Junio, en los prados de Erebia triaria;  y sobre todo la eclosión de decenas  de ejemplares de una mariposa que a todos los que vengan al festival Poborina Folk no les pasará desapercibida, Parnassius apollo. En torno a la celebración de la fiesta de San Juan se produce  la cópula de esta mariposa, con gran abundancia de ejemplares en los páramos de la Sierra de El Pobo. Lamentablemente la carretera que cruza estas lomas es una de las vías para llegar al festival, y la coincidencia de éste con los días de vuelo de las mariposas es causa de que la mayor presencia de vehículos ocasione constantes colisiones con ellas, mostrando, en contraste con la belleza de su vuelo, el triste espectáculo de  manchas aladas blancas con ocelos vistosos pegadas al asfalto. Por ello os pedimos que quienes acudan intenten por todos los medios moderar la velocidad.

Otro de los programas  de ciencia ciudadana en los que participamos es el promovido  desde el Instituto Pirenaico de Ecología, “Adopta una Planta”. Adopta una planta pretende aunar esfuerzos entre investigadores, agentes de protección de la naturaleza, naturalistas y todo aquel ciudadano que se anime a adoptar una planta y a llevar un seguimiento de la evolución de esa población, acorde a la disponibilidad y grado de implicación que desee. Ello permite a este voluntariado  conocer la evolución de la planta, prever riesgos que la amenacen y, con ello, ayudar a garantizar su conservación.

Durante el año 2014 nos sumamos al proyecto adoptando la planta  Erodium celtibericum. La especie está catalogada de interés especial, en el catálogo de especies amenazadas de Aragón (Decreto 49/1995, de 28 Marzo). Trabajamos en el seguimiento de las poblaciones del Puerto de Cabigordo, en Corbalán,  donde  hemos establecido  3 transectos de seguimiento para su muestreo anual, controlando 80 plantas y con perspectivas de incrementar el muestreo  este año.

Contamos con la inestimable ayuda de los investigadores en flora  Carlos Fabregat y Silvia López Udías, coordinadores y asesores  del proyecto en la provincia de Teruel. Es un lujo contar con su ayuda  si tenemos en cuenta la amplitud de sus líneas de trabajo e investigación respecto a  la flora turolense.

El Erodium celtibericum es un caméfito pulvinular de vida larga, que durante la estación desfavorable presenta yemas perdurantes por encima del nivel del suelo. Esta planta adopta un porte almohadillado, formando densos cojinetes en forma de casquete esférico, adaptándose así a las condiciones de frío y fuertes vientos existentes en las crestas y lomas de los altos de las sierras.  Endemismo del Sistema ibérico oriental, se encuentra distribuido por las provincias de Cuenca, Teruel, Castellón y Tarragona. Las mejores poblaciones se encuentran en la provincia de Teruel,  donde se conocen cuatro, localizadas en el puerto de Cabigordo, Sierra Palomera, Sierra de Javalambre y otra, más alejada, en la parte caliza de la sierra de Albarracín.

Lo localizamos  en formaciones carbonatadas, compuestas principalmente por calizas, calizas dolomíticas con sílex y dolomías, por encima de los 1450 m de altitud. De forma excepcional, aparece habitando margas arcillosas y calizas margosas, así como  calizas cristalinas en algunos núcleos poblacionales de la sierra de Javalambre.

En general, el hábitat corresponde al pastizal vivaz y tomillar rastrero, que se instala en los claros del sabinar rastrero, siempre en crestas y lomas venteadas. Se ubica sobre suelos poco profundos, en los que abundan las piedras angulares y lajas calizas, pedregales y afloramientos rocosos, en pendientes y orientaciones variables. Como hábitat secundario, puede colonizar taludes y márgenes de pistas forestales, en pastizales vivaces algo nitrófilos, con matas rastreras sobre suelos margosos-pedregosos compactos.

En todos los casos se localiza en comunidades pulvinulares características de la asociación Erodio-Erinaceetum anthyllidis. En esta asociación aparece acompañada de especies como: Thymus godayanus, Erinacea anthyllis, Anthyllis vulneraria, Paronychia kapela, Sedum album, Potentilla cinerea, Carex humilis, Festuca hystrix, Koeleria vallesiana, Helianthemum apenninum,  Helianthemum canum, Odontites longiflora....Muchas de estas plantas son muy apreciadas por los ganados que en verano todavía pastan en estos altos.

En la  sierra de El Pobo la planta suele establecerse en la parte más alta del  flanco del pliegue anticlinal que desde el Pobo asciende hacia las Hoyaltas. Allí dicho pliegue es roto por las fallas que separan la sierra de la depresión de Teruel-Alfambra, y que producen un desnivel total de unos 600 metros. Ese frente montañoso se ve continuamente impactado por los vientos del Norte y la acción del hielo en el largo invierno de estos altos. La roca se rompe en lajas, que caen por la pendiente acumulándose en  canchales,  en los que el Erodium  encuentra  un lugar idóneo  para vivir.

Las amenazas principales para esta especie son el sobrepastoreo, infraestructuras como la estación de esquí en Javalambre o proyectos de parques eólicos y trazados de líneas eléctricas en la sierra de El Pobo, así como la  cercanía a carreteras, tránsito de vehículos fuera de pista y acumulación de basuras.

Todos estos factores de amenaza antrópicos cobran más importancia por la estrategia vital de la especie, que se basa en la supervivencia de individuos maduros, por cuanto tiene poca capacidad  de producir semillas, dispersarlas, germinar y que crezcan las plántulas hasta llegar  a adultas para ampliar con nuevos individuos las poblaciones. En una planta con estas características es aún más importante que en otras evitar la muerte de los individuos establecidos. Curiosamente, el pastoreo es la causa de la deforestación de estas lomas desde tiempos atrás, y es precisamente esta fisonomía del lugar lo que por otra parte, ha permitido asentarse a esta planta, sin olvidar aspectos naturales como el frío y el hielo rompiendo la roca en las cumbres con orientación norte.

Desde el primer momento los investigadores han sospechado que la especie podría extenderse a lo largo de las crestas calcáreas de la Sierra de El Pobo, en donde las condiciones de altitud, orientación y suelo son favorables para su desarrollo, y donde existe al menos una cita en  la bibliografía del profesor Gonzalo Mateo. Las prospecciones, realizadas durante el mes de octubre de 2014 nos confirmaron este hecho. Hemos localizado  varios núcleos poblacionales, pendientes de delimitación, pero que amplían el área de distribución  de la población de Cabigordo, e indican una nueva población extendida  en las cimas de Las Hoyaltas y Sierra Alta, que constituirá con toda probabilidad la segunda población en importancia de la provincia de Teruel tras la de Sierra de Javalambre.

Angel Marco Barea (Colectivo Sollavientos)