Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

jueves, 4 de febrero de 2016

UN CIERVO VOLANTE EN NOVIEMBRE EN FUENTES CLARAS


El día 28 de noviembre, después de comer y junto a mi perro, me dispuse a salir a pasear por los alrededores de mi pueblo que es Fuentes Claras. Tras 15 minutos de paseo, y al haber llegado a El Cubo, llevo a mi perro al manantial para que bebiera agua. Justo cuando iba a adentrarme por el estrecho pasillo para que pudiese beber agua, me encontré un ciervo volante que estaba quieto. No se movía, parecía que estaba muerto. Cuando volví después de que mi perro bebiese agua, este invertebrado había avanzado unos pocos metros hacia el otro lado del camino.

En la asignatura de Biología y Geología de mi instituto estamos realizando unos trabajos en los que cada mes tenemos que entregar a nuestro profesor Rodrigo Pérez una ficha con el dibujo de un invertebrado que hayamos podido ver, su nombre, el lugar en el que lo vimos, la fecha y su comportamiento. Decidí tomar una fotografía para así poder dibujarlo mejor en casa.


Como se puede ver en la siguiente fotografía, el ejemplar de ciervo volante es un macho. No ha sido marcado, ya que en el instituto se está realizando un trabajo de observación de esta misma especie, en la que se toman datos de los ciervos volantes vistos durante su periodo de actividad y que en algunos de ellos se realiza una marca con un rotulador.

Cuando entregué la ficha de este invertebrado, mi profesor me dijo que la observación que había hecho era muy rara ya que es muy difícil ver un ciervo volante a finales de noviembre. El periodo de actividad en el valle del Jiloca comienza en mayo y termina en julio. Y me animó a escribir este artículo. 



Gracias a esto estoy compartiendo esta anécdota que me sucedió solamente por ir a pasear al perro.

En mi opinión, creo que pude visualizar a este invertebrado gracias a que la temperatura de este otoño e invierno ha sido más elevada de lo normal. Otra hipótesis también podría ser que su periodo de actividad se está retrasando debido a los cambios que se están produciendo en este momento en nuestro planeta.

Preguntamos a un especialista en esta especie de escarabajo y nos comentó que observar un ciervo volante casi en diciembre es algo raro pero que puede ocurrir pues en sus poblaciones siempre hay algún ejemplar que tiene comportamientos anormales.

Esta observación también es interesante pues casi no se tenían datos de la especie en Fuentes Claras. Se amplía el área de distribución en el Jiloca hacia el sur.

Miguel Bruna 3º E.S.O. (texto, dibujo y foto)