Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

martes, 4 de octubre de 2016

JORNADAS DEL YESO TRADICIONAL DE TERUEL

El yeso o aljez es una roca de tipo sedimentario que está constituida por cristales de sulfato de calcio hidratado. Tiene su origen en la precipitación por evaporación de las sales disueltas en masas de agua, más o menos aisladas. Está formado por cristales blancos que suelen estar acompañados de otros minerales (arcillosos, calcita, óxidos de hierro, etc.) que en ocasiones le confieren otros colores.

En la cordillera Ibérica hay dos tipos de yacimientos que se diferencian por las condiciones y momentos de formación. 

Los más antiguos corresponden a depósitos formados hace unos 210 millones de años (Triásico Superior) en un ambiente sedimentario litoral extremadamente árido e invadido por aguas salobres que, al evaporarse, precipitaban sales y sobre ellas se depositaron limos transportados por el viento. Como ocurre en la actualidad en el Golfo Pérsico. En nuestra comarca, estas arcillas de colores abigarrados (Keuper) afloran en el fondo de la laguna de Gallocanta, en el fondo del valle de El Colladico, en las salinas de Ojos Negros, en Monforte de Moyuela, en Villalba de los Morales o en Rubielos de la Cérida. Son esas tierras, de color entre rosa y violáceo, habitualmente asociadas a manatiales salobres y, en muchos casos, a cristales de yeso.

Venas de yeso espejuelo entre arcillas del Keuper
También se han formado depósitos de yeso mucho más recientemente. Hace tan solo unos 14 millones de años (Mioceno, Cenozoico) en una serie de depresiones formadas a lo largo de la cordillera Ibérica se formaron amplios lagos endorreicos en los que precipitaron carbonatos y sulfatos. Como en la actual laguna de Gallocanta. A mayor escala ocurrió en el fondo de la Depresión del Ebro. Y a menor, en la zona de Calatayud y en la de Teruel. En nuestra comarca, se originó un lago en el actual valle del Pancrudo en el que durante los periodos de aridez se depositaron las calizas y los aljezares de Navarrete del Río, Cutanda, Barrachina y Torre los Negros.


El yeso es una roca que tradicionalmente ha tenido un intenso aprovechamiento como material de construcción. Canteras y hornos aún salpican el paisaje.

 


En Bañón, nos contaba José Antonio, hasta hace muy poco se llevaban camiones de yeso para la cementera de Santa Eulalia desarmando los aljezares y su valiosa flora. Eso sí, la empresa regalaba unos quesos para el concurso de guiñote.

El paisaje en los aljezares tiene rasgos propios. El yeso aparece entre arcillas. Sustrato blando. Valle abiertos por la erosión hídrica. El sulfato en tan altas concentraciones resulta tóxico para la mayor parte de las plantas. Tan solo unas cuantas especializadas la toleran. La flora gipsófila. Es tan singular que, por sí misma, ya es suficiente para que estos aljezares sean declarados Lugares de Interés Comunitario. 


Pero estos aprovechamientos humanos también son toda una cultura. Sacar la piedra, colocarla en el horno, preparar la leña, cocer los cristales .... Era un yeso muy apreciado por los albañiles.

La semana próxima el Centro de Estudios del Jiloca programa una actividad que lleva por título "Jornadas del yeso tradicional de Teruel". Una serie de charlas técnicas vendrá complementada con el montaje y cocción de un horno de yeso tradicional.

Este es el programa:

Etnología, arquitectura, materiales, patrimonio ... y jornadas prácticas.

Inscripciones y más información en este enlace.